Málaga

El Hospital Regional de Málaga hace un trasplante de órganos cada dos días

  • El sector Málaga sigue por encima de la tasa nacional de donación con 50,60 donantes por millón

  • Convocado el Certamen de Relatos Pablo Podadera

La gerente del Regional, el coordinador de trasplantes, el delegado de Salud y la madre de Pablo Podadera. La gerente del Regional, el coordinador de trasplantes, el delegado de Salud y la madre de Pablo Podadera.

La gerente del Regional, el coordinador de trasplantes, el delegado de Salud y la madre de Pablo Podadera. / M. H.

La generosidad de las familias de los donantes y la excelencia de los profesionales permitieron que el Hospital Regional hiciera el año pasado 200 trasplantes de órganos. El dato supone una de estas intervenciones cada dos días. Pero, además, se realizaron 101 de córneas y centenares de trasplantes de tejidos.

El balance de 2019 refleja además que el sector Málaga –que recoge las donaciones de esta provincia, Almería, Ceuta y Melilla– sigue estando en este indicador por encima de la media nacional. En España, la tasa de donantes por millón de habitantes es de 48,9; en Andalucía, de 51,5 y en Málaga de 50,60. Este sector tuvo el año pasado 176 donaciones.

De los 200 trasplantes hechos en 2019, 141 fueron de riñón –11 de ellos de donante vivo–, 48 de hígado y 11 de páncreas. El coordinador de trasplantes del sector Málaga, Domingo Daga, ha destacado que España lleva 28 años liderando a nivel mundial estas intervenciones gracias a la generosidad de la sociedad a la hora de donar y a la cualificación de los profesionales que trasplantan órganos de donantes cada vez más mayores.

Según ha explicado, estas dos realidades son la causa de que España sea el único país del mundo que reduce las listas de espera de personas que aguardan un trasplante. “Algunos pacientes [renales] se trasplantan incluso antes de entrar en diálisis”, ha señalado. En el Regional hay 80 enfermos esperando un riñón, 16 un hígado, siete un riñón y páncreas y dos un páncreas.

El año pasado hubo 200 trasplantes en el Regional y 176 donantes en el sector Málaga

A pesar del buen balance, Daga reconoció que en 2019 se hicieron menos trasplantes que en el año anterior, en que se realizaron 247. Según explicó, la razón es que 2018 fue un año “excepcional”, con “la mayor actividad de toda la historia” del programa que en 2019 cumplió las cuatro décadas. Además, porque cada vez los donantes son más complejos.

Cuando arrancaron los trasplantes en Málaga, la mayoría de las donaciones procedían de personas jóvenes fallecidas en accidentes de tráfico. En la actualidad, la media de edad es de 66 años. “Los donantes no son fáciles. Son tremendamente complejos. Fallecen porque llegan a viejos”, ha indicado Daga, que precisó que sólo el 4% son menores de 30 años. Este incremento de la edad hace que algunos órganos tengan que ser descartados para el trasplante.

En el arranque del programa de trasplantes, las donaciones solo procedían de fallecidos por muerte encefálica a los que les seguía latiendo el corazón. Desde hace algunos años ya también hay donantes en parada cardiaca (asistolia). Estos suponen el 29%. Daga ha reflexionado que si no fuera por estas donaciones casi un tercio de los trasplantes no se podrían hacer.

Pero la reducción de donantes fallecidos en accidentes de tráfico –que han disminuido– ha sido compensada por los profesionales con el aprovechamiento de órganos de personas cada vez más mayores e incluso en parada cardiaca.

Daga ha destacado que con los resultados de Andalucía –51,5 por millón de población– y del sector Málaga –50,60–, la comunidad autónoma supera ya el objetivo marcado por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) para 2022 de lograr una tasa de 50 donantes por millón.

El delegado de Salud, Carlos Bautista, ha calificado la donación como “el acto de mayor generosidad” de los ciudadanos en momentos “tan duros” como la pérdida de un ser querido. A la vez, ha destacado “el trabajo impagable” de “un complejísimo entramado de profesionales de altísimo nivel” para convertir las donaciones en trasplantes prolongando la vida o mejorando la calidad de vida de pacientes que no tienen otra opción terapéutica.

Bautista ha puesto en valor también la donación de tejidos. En este sentido, ha precisado que un donante de órganos puede salvar hasta siete personas y uno de tejidos (huesos, tendones, córneas) mejorar la vida de casi un centenar. Por ello, ha lanzado un mensaje a favor de la donación: “No permitas que tus órganos y tejidos alimenten la penumbra”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios