FAROLA El pueblo que mejor clima tiene de toda Europa y está en Málaga

Málaga

CSIF denuncia ante la Inspección de Trabajo las altas temperaturas en el Instituto de Medicina Legal de Málaga

Entrada del Instituto de Medicina Legal de Málaga, en la Ciudad de la Justicia.

Entrada del Instituto de Medicina Legal de Málaga, en la Ciudad de la Justicia.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, sindicato más representativo en la Administración de Justicia, ha denunciado este lunes antes la Inspección de Trabajo las insoportables condiciones laborales en las que prestan servicio los trabajadores de las salas de autopsias del Instituto de Medicina Legal de Málaga, en la Ciudad de la Justicia, debido a las elevadas temperaturas.

Se trata de la segunda solicitud de acción inspectora que la central sindical formaliza en algo más de un mes respecto a este centro de trabajo y las condiciones perniciosas para la salud de los profesionales. Así, el pasado 19 de julio CSIF ya denunció las insufribles consecuencias del permanente fallo de los sistemas de aire acondicionado, que mantuvo a los médicos forenses y los auxiliares trabajando a altísimas temperaturas, tanto en la sala de Infecciosos como en la General, ubicadas en los bajos del edificio.

Más de un mes después el problema continúa, obligando a los trabajadores a realizar las autopsias a elevadas temperaturas, que oscilan entre 24º y 26º con una humedad de más del 70%; unas condiciones laborales precarias e insalubres que requieren actuaciones urgentes por parte de la Inspección de Trabajo. Los problemas derivados de las altas temperaturas, que han registrado cifras insostenibles durante las olas de calor este verano, son recurrentes en este centro y se agravan en la época estival.

Aunque el Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria de Andalucía no especifica la temperatura a la que deben realizarse las autopsias, la normativa en otras comunidades autónomas –como Canarias y C. Valenciana- establece que deben mantenerse 18ºC, y la Guía práctica para el diseño y mantenimiento de la climatización en quirófanos, del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria, recoge que los parámetros de humedad a los que debe mantenerse los quirófanos debería ser del 45-60% en invierno y 50/60% en verano.

En el caso del Instituto de Medicina Legal de Málaga, CSIF denuncia que la temperatura media que registran diariamente los auxiliares de 23-25º, así como una humedad de casi el 90%. La dirección del IML ya solicitó también por escrito a la Consejería de Justicia que se tomasen las medidas necesarias para garantizar una temperatura de 18º en la Sala de Autopsias, ya que los profesionales deben realizar su trabajo con un pijama y una bata, que por normativa y por seguridad no son transpirables para evitar contacto con fluidos.

Los médicos forenses y auxiliares permanecen durante horas expuestos a estas condiciones, claramente peligrosas para la salud, lo que ha provocado que durante las autopsias sufran incidentes como dolores de cabeza, bajadas de tensión, principio de desvanecimientos, mareos y exceso de sudoración. En ocasiones se han visto obligados a abandonar la sala durante las autopsias para volver a cambiarse de ropa y continuar su trabajo con seguridad.

El IML cuenta con dos salas individuales -la de infecciosos y la de docencia- y la Sala General de Autopsias, en la que llegan a prestar servicio cuatro médicos forenses y cuatro auxiliares al mismo tiempo, agravando el problema.

A ello se suma la alta ocupación que sostienen las neveras, de entre el 80% y el 90% de su capacidad, y que rozan el colapso en determinadas épocas debido a los fallecimientos de extranjeros en esta zona y los trámites para la reclamación y su posterior repatriación, que hace que deban mantenerse durante más tiempo.

CSIF recuerda que el problema con la temperatura que se alcanza en la Sala General de Autopsias es recurrente en el tiempo y se agrava cuando llega la época estival, debido al aumento de muertes sobre todo por el incremento de población flotante por el turismo en la Costa del Sol. Esta problemática se viene produciendo desde su inauguración en 2008, y este lunes a las 12:30 horas la temperatura que se alcanzaba en la sala de Infecciosos era de 25º y de 23º en la General.

Esta central sindical pide a la Inspección de Trabajo que actúe de forma urgente, ya que sigue existiendo un grave riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores de este centro, así como que se faciliten los medios necesarios para garantizar el cumplimiento de la normativa y que los trabajadores puedan realizar sus tareas sin correr peligro.

Para CSIF, que pide que se informe de forma pertinente de las actuaciones que se lleven a cabo en este sentido, es necesario abordar la posibilidad de trasladar la actividad del IML a un edificio o local seguro, donde sí pueda cumplirse con la normativa para garantizar la seguridad de los trabajadores en sus puestos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios