Entrevista | Juan Fernández-Aceytuno. Consejero delegado de Sociedad de Tasación

“Trabajar en casa es una oportunidad espectacular para Málaga”

  • Este experto inmobiliario señala que esta provincia puede atraer a profesionales de todo el mundo con su aeropuerto, autovías e internet

Juan Fernández-Aceytuno, consejero delegado de Sociedad de Tasación, posa para la entrevista con este diario. Juan Fernández-Aceytuno, consejero delegado de Sociedad de Tasación, posa para la entrevista con este diario.

Juan Fernández-Aceytuno, consejero delegado de Sociedad de Tasación, posa para la entrevista con este diario. / Javier Albiñana (Málaga)

Juan Fernández-Aceytuno es uno de los mayores expertos en el sector inmobiliario en España y conoce de primera mano la situación existente en Málaga y en el resto de Andalucía.

Pese a la pandemia, el consejero delegado de Sociedad de Tasación considera que es un segmento en expansión y que se abren nuevas oportunidades.

–¿Cómo le ha sentado el coronavirus al sector inmobiliario?

–Hay patrones muy comunes en varias zonas de España y oportunidades concretas para esta región. En esos parámetros comunes estamos viendo una estabilización de los precios. La vivienda nueva se está manteniendo sin mayor problema, hay pocas cancelaciones de contratos de compraventa y las que caen se están reponiendo rápidamente con listas de espera o personas nuevas que entran en el mercado. El precio en la vivienda nueva se mantiene o incluso hay subidas moderadas.

–¿Y en la segunda mano?

–Está teniendo un comportamiento diferente. Antes se pedía un 15 o un 20% sobre el precio normal de mercado para negociar y tener cierto margen. Ahora el comprador de segunda mano tiene más poder de negociación y se puede esperar que haya bajada de precio en algunas zonas para poder sacar la venta adelante.

"Si el precio se pone a tiro mucha gente que vive de alquiler va a comprar y los precios se van a ajustar”

–¿Van a quedar viviendas fuera de mercado?

–Hay que tener en cuenta que lo que antes se vendía ahora a lo mejor queda fuera de la demanda de producto. Durante el Covid la gente ha visto que, pese a que pueda perder metros, la disponibilidad de tener una pequeña terraza, un jardín o un ático ha pasado a valorarse mucho. Parece claro que, aunque pueda haber una vacuna, el teletrabajo y el tipo de vida que se va a hacer en casa ha cambiado. Con Covid o sin Covid el número de horas que se va a pasar en la vivienda va a ser mayor y las exigencias que le vamos a pedir a una vivienda son superiores. Por tanto, viviendas de calidad que antes se vendían pero que no tenían jardín o terraza ahora les va a costar más salir al mercado y van a tener que ajustar más los precios.

Juan Fernández-Aceytuno posa para esta entrevista en Málaga. Juan Fernández-Aceytuno posa para esta entrevista en Málaga.

Juan Fernández-Aceytuno posa para esta entrevista en Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

–El teletrabajo, si se mantiene, puede cambiar todo.

–Trabajar en remoto desde casa es una oportunidad espectacular para zonas como Málaga. También se mirará menos comprar una casa cerca del trabajo, porque igual solo vas un día o dos a la oficina. Eso cambia radicalmente el mercado, está para quedarse y el sector financiero lo va a apoyar porque es rentable. Es una gran oportunidad de reindustrializar Málaga sin fábricas físicas. Pueden venir trabajadores de todo el mundo. Solo necesitas un buen aeropuerto, autovía y una buena conexión a internet y Málaga es caballo ganador con todo lo que tiene. Se puede potenciar de la mano del sector inmobiliario.

–Ahora entran en juego también las viviendas turísticas que se han quedado sin clientes.

–Sí, está pasando en Madrid, Barcelona o Málaga. Los apartamentos turísticos que se ofrecían a corto plazo han pasado a los portales inmobiliarios a engrosar la oferta de medio y largo plazo sin ni siquiera cambiar las fotos.

–¿Cómo puede afectar eso al precio de la vivienda al haber más oferta?

–Si se obtiene menos rentabilidad por alquilar una vivienda en el corto plazo su valor de mercado va a bajar también. Ese paso de la vivienda turística al mercado residencial puede desestresar bastante el precio en esta zona donde estaba sobrecargado y eso no es malo a largo plazo, sino todo lo contrario. Puede haber un mercado más sano.

"Hay que quitarse de encima la boina del Covid, que nos nubla. El inmobiliario es un sector a muy largo plazo”

–¿Seguirá siendo rentable entonces invertir en ladrillo?

–Con Covid o sin Covid el mercado inmobiliario es un sector ganador en esta crisis. Toda la generación de jóvenes que no veían la vivienda como una necesidad se han dado cuenta de que es un refugio. Pensamos que de cara al futuro habrá una demanda de jóvenes con la ayuda de los padres o porque los precios se puedan ajustar.

–Hay promotores apostando por el Build to rent (construir para alquilar). ¿Tendrá fuerza esto en la Costa del Sol?

–Es una opción y una posibilidad pero pensamos que la vivienda en propiedad recupera parte de la fuerza. Si el precio se pone a tiro mucha gente que vive de alquiler va a volver a la compra. No es descartable que las cifras de compraventa se mantengan pese a que la situación económica puede no ser favorable. La crisis puede hacer mucho más daño a segmentos de población que ya estaban anteriormente fuera del mercado como mileuristas. Pero la compra de reposición, inversión o segunda residencia de nacionales o extranjeros no se verá tan afectada e incluso puede ser una buena oportunidad para zonas como Málaga.

–¿Está apoyando el sector financiero al promotor y al comprador?

–Nosotros pensamos que sí. Hay que quitarse la boina que tenemos encima del Covid, que nos nubla y no nos deja ver más allá de las noticias diarias en los medios de comunicación. El sector inmobiliario es a muy largo plazo. La vacuna llegará cuando sea, pero a una inversión a 15, 20 ó 30 años el Covid se descuenta y por eso vemos cotizaciones de empresas inmobiliarias creciendo. La gente seguirá comprando viviendas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios