Málaga

Juguetes y ayuda en tiempos difíciles

  • El parque infantil Dindilandia de Benalmádena dona 80 juguetes para los más desfavorecidos · El Ayuntamiento de Fuengirola no regalará a sus empleados para invertir ese presupuesto en los niños

Ningún niño sin juguetes. Éste es el lema de la campaña que desde hace más de un mes está llevando a cabo la Delegación de Bienestar Social del Ayuntamiento de Benalmádena y que tiene como objetivo que los niños de familias con escasos recursos pasen una Navidad feliz.

Ayer esta iniciativa recibió un nuevo impulso gracias al parque infantil Dindilandia que donó 80 juguetes totalmente nuevos a la Concejalía de Festejos, debido a la estrecha colaboración que les une. "Es toda una gentileza puesto que Dindilandia es una empresa muy allegada a esta delegación y con la que trabajamos de manera habitual. Es de agradecer este gesto que tendrá como beneficiarios a los pequeños de familias con escasos recursos", explicó la edil de Festejos, María del Carmen Florido. Todos estos juguetes se entregarán directamente a la Delegación de Bienestar Social que será la encargada de repartirlos.

Paralelamente, durante estos días, en el centro de mayores Anica Torres se han recibido decenas de juguetes para que sean arreglados y adecentados por los voluntarios que se han unido a esta iniciativa benéfica. El edil de Bienestar Social, Francisco Salido, adelantó que aún no se ha determinado la fecha en la que se repartirán todos los regalos, aunque está previsto que sea antes del día de Reyes y calificó esta iniciativa "como todo un éxito" que es muestra de la solidaridad que mana de los ciudadanos de Benalmádena.

Pero también hay ayudas en el municipio malagueño de Fuenguirola. El Ayuntamiento de la localidad suprimirá este año el detalle navideño que regala a los trabajadores para comprar juguetes a los niños de entre 3 y 13 años de las familias más desfavorecidas del municipio, aquellas que participan en el programa de ayudas de la Concejalía de Servicios Sociales, según indicaron los concejales de Personal y Servicios Sociales, José Ramón Arriarán y Francisco José Martín.

Martín explicó a través de un comunicado que se trata de una iniciativa adoptada por el equipo de gobierno municipal para apoyar a familias del municipio con problemas económicos.

Arriarán señaló que, con la llegada de las fiestas navideñas, es "habitual" que las empresas realicen un regalo a sus empleados. En este caso el Ayuntamiento invitaba a toda la plantilla a tomar una copa, aunque en los últimos años era un pequeño detalle que se entregaba a cada trabajador.

"En España rozamos los 3 millones de parados y la localidad de Fuengirola se ve también afectada por la situación. Por eso hemos pensado en una forma de ayudar a las personas que no llegan a fin de mes es sustituir ese detalle hacia los trabajadores y destinar ese dinero -algo más de 6.000 euros- a comprar regalos navideños que se entregarán a familias desfavorecidas", añadió Arriarán.

El edil también recordó que "el Ayuntamiento ha adoptado un plan de austeridad que tiene como objetivo apretarse el cinturón igual que están haciendo muchos ciudadanos". Con la diferencia, agregó, de que las familias "no han podido tomar la decisión de ponerlo en marcha, sino que directamente les ha sido impuesto por la crisis económica y el Gobierno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios