Málaga

La Junta adeuda a la Universidad de Málaga 140 millones de euros

  • Esta cifra representa el 62% del presupuesto global de la institución Entre las cantidades que faltan por cobrar figuran 60 millones presupuestados para financiar la investigación

Comentarios 7

La Junta de Andalucía adeuda 140 millones de euros a la Universidad de Málaga (UMA) correspondientes a transferencias corrientes y partidas económicas dirigidas a financiar la investigación. El consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, reconocía en el mes de junio a preguntas del Partido Popular, que la Administración económica tenía estos pagos pendientes.

Esta suma representa el 62% de los 226 millones de euros previstos en el presupuesto de la UMA para 2013. De acuerdo con la respuesta parlamentaria del consejero la deuda acumulada con la universidad malagueña ha mejorado en términos absolutos respecto a finales del año pasado. En la liquidación del presupuesto universitario de 2012, se cifraba la cantidad pendiente de transferir en 147,7 millones de euros. Sin embargo, en términos relativos el panorama ha ido a peor porque entonces, con un presupuesto para el ejercicio de 262 millones, la deuda representaba el 56% del total, seis puntos menos que ahora. En definitiva, la Administración regional le debe algún dinero menos, pero la carga es más pesada para la institución académica.

Desde la perspectiva del último año el escenario ha ido todavía a peor. El gerente de la UMA, José Antonio Molina, admitía en julio de 2012 que la institución había tenido que acudir a su remanente de tesorería para poder atender los gastos porque la Junta de Andalucía debía en aquellas fechas algo más de 100 millones de euros. De la respuesta del consejero se desprende, además, que cerca de 60 millones de euros están relacionados con la financiación de la investigación, ya sea para atender la remuneración de los investigadores o para financiar equipos e infraestructuras científicas. Algo más de 79 millones de euros de esta deuda reconocida y no pagada corresponden a transferencias para atender otros gastos.

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Málaga aprobó el pasado mes de junio la memoria económica correspondiente al ejercicio de 2012 que incluye la liquidación del presupuesto de ingresos. En este documento se indica que los derechos reconocidos al final del ejercicio se elevan a 262 millones de euros y los pendientes de cobro ascienden a 147,7. De esta última suma 26 millones corresponden a deudas acumuladas a lo largo de la última década. El informe de auditoría entregado al Consejo de Gobierno contiene una exhaustiva relación que incluye año a año las cantidades sin ingresar desde 2000 a 2011. No toda la deuda corresponde a la Junta, pero sí la mayor parte.

La deuda de 2011 que todavía se arrastra asciende a 19,5 millones. De esta cantidad, 10,5 corresponden al presupuesto de investigación y tres millones a la financiación universitaria que está vinculada a la obtención de resultados. También hay otros 4,7 millones en subvenciones autonómicas que están pendientes de cobro. Al cierre del último ejercicio, la Junta todavía adeudaba a la Universidad de Málaga 2,2 millones de euros en subvenciones para convertir en antiguo edificio de Correos en Rectorado y otros 713.000 procedentes del plan plurianual de inversiones que se contemplaban en el presupuesto de 2010 e, incluso, 443.000 euros más de 2002.

La parte más positiva de las cuentas universitarias reside en que la institución todavía logra concluir los ejercicios con superávit. El año pasado consiguió cerrar con 15.550 euros de excedente. El informe de liquidación del presupuesto de 2012 sitúa los ingresos reconocidos por tasas en 44,8 millones de euros. Aunque inicialmente se habían estimado 51 millones por este concepto, finalmente se han recaudado 6 millones menos de lo previsto. De esa cantidad se habían ingresado en diciembre 42,5 millones (95%), mientras que otros dos millones estaban aún pendientes.

Las transferencias corrientes reconocidas, al margen de que aún no hubieran sido ingresadas por la UMA, se elevaban a 131,4 millones. Esta cantidad, comprometida fundamentalmente por la Junta, supone cinco millones menos que el ejercicio anterior, si bien las transferencias de capital, también dependientes de la Administración andaluza, se situaban en 79 millones, cinco más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios