Málaga

La Junta maneja estudios que tasan en 31 millones los edificios de Correos y el Palacio de la Tinta

  • Son estimaciones iniciales para dos bienes cuya subasta pretende activar en los próximos meses 

  • Inversores estudian el uso de Correos para residencia de estudiantes o de mayores

  • La apuesta privada por el Palacio de la Tinta es la de convertirlo en hotel

Imagen de la parte alta de la antigua sede de Correos en Málaga. Imagen de la parte alta de la antigua sede de Correos en Málaga.

Imagen de la parte alta de la antigua sede de Correos en Málaga. / Javier Albiñana

Las tasaciones iniciales que maneja la Junta de Andalucía sitúan en unos 31 millones de euros el valor de sus dos principales activos inmobiliarios en Málaga capital: el antiguo edificio de Correos, al que se le asigna una cifra de 19 millones de euros, y el Palacio de la Tinta, que se valora en del orden de 12 millones.

Así lo confirmaron a este periódico fuentes del sector inmobiliario, que aludieron a la existencia de dos informes de tasación elaborados por empresas especializadas en la materia en los últimos seis meses. Los datos aquí apuntados son muy semejantes a los que otros expertos, caso de Savills Aguirre Newman y el Grupo Kinos, asignan a los dos edificios pero siempre que tuviese uso hotelero.

Las conclusiones apuntadas en estos informes, que, según las fuentes, toman en consideración los usos que en la actualidad tienen ambos bienes, catalogados como equipamiento, marcan la línea a seguir por la Administración regional en su decisión firme de activar en un breve plazo de tiempo posible la subasta de las dos construcciones.

Un paso adelante, tal y como se viene señalando en las últimas semanas, ya contemplado en el capítulo de ingresos aprobado por el Gobierno regional en las cuentas de 2019. De hecho, en términos globales, el presupuesto ya vigente recoge la previsión de ingresar del orden de 370 millones por la enajenación de bienes inmuebles de la Junta, de los cuales del orden de 70 millones se corresponden con las operaciones contempladas por la Dirección General de Patrimonio.

El ente dependiente de la Consejería de Hacienda tiene en Correos y el Palacio de la Tinta dos de los principales protagonistas de la estrategia diseñada para sacar el máximo rendimiento posible a sus activos. "El objetivo es vender patrimonio y se han visto los edificios que pueden tener una venta más rápida", explicaron fuentes de la Administración regional.

A la espera de que se concrete el detalle de los pliegos que regirán las operaciones de venta sí parece clara la intención de la Junta de ir adelante con la subasta de Correos con el uso vigente, que es el de equipamiento. La intención original de adaptarlo a hotelero fue solicitada al Ayuntamiento de Málaga a principios del año pasado, si bien la tramitación formal sigue sin activarse. Una circunstancia choca con la intención de acelerar el procedimiento de venta.

Con todo, parece más que previsible que Patrimonio ponga en el mercado el edificio sin variar su calificación dada la existencia de grupos de inversión interesados en pujar por el inmueble con la fotografía actual. La calificación vigente es compatible, por ejemplo, con una residencia de estudiantes o con una residencia de mayores. Al respecto, las fuentes consultadas admitieron la existencia de firmas que contemplan estos dos usos concretos. "Una de ellas maneja la posibilidad de una especie de uso residencial adaptado a mayores", explicó.

"Hay proyectos que permitirían venderlo antes sin merma en la valoración del activo y ello con un proceso rápido; queremos que se deje de hablar de la venta y que se venda de verdad con el valor máximo posible; si en Correos se dan las dos cosas miel sobre hojuelas", destacaron.

El caso del Palacio de la Tinta puede ser distinto. De acuerdo con las fuentes, el interés real de los grupos de inversión es el de convertir el edificio en hotel. Y ello, de acuerdo con las tesis manejadas por la Gerencia de Urbanismo, obliga a modificar su uso, que es también de equipamiento.

Se da le caso que una firmas que en su día contempló la compra del inmueble aseguró que ofertaría hasta 15 millones. Hace apenas unas semanas el propio concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López, aseguraba que mientras sobre Correos sí había habido conversaciones con la Junta, sobre el Palacio de la Tinta no. Y ello a pesar de que la puesta sobre la mesa de su posible venta fue anunciada por la anterior consejera de Hacienda, María Jesús Montero, hace ahora algo más de un año.

Su posible enajenación obligará a la Junta a buscar un emplazamiento alternativo para los funcionarios de Medio Ambiente que actualmente trabajan en el edificio. Una posibilidad que se manejó hace algo más de un año es que todos ellos, junto a los Fomento, fuesen trasladados a un nuevo edificio a construir en la Avenida Ortega y Gasset. Sin embargo, este equipamiento sigue sin ser objeto de tramitación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios