Málaga

La Junta da otro paso para impulsar la nueva EDAR del Guadalhorce

  • Elige a TPF Getinsa e Inaser para ajustar el diseño de la planta y la concentración de vertidos

Imagen de las actuales instalaciones de la EDAR del Guadalhorce. Imagen de las actuales instalaciones de la EDAR del Guadalhorce.

Imagen de las actuales instalaciones de la EDAR del Guadalhorce.

Casi 13 años después de que por vez primera se pusiese sobre la mesa la necesidad de acometer una nueva depuradora en Málaga capital y su entorno, bautizada como la EDAR Guadalhorce-Norte, el proyecto está algo más cerca de confirmarse. La Junta de Andalucía comunicó hace un par de semanas la selección de la consultoría que redactará la adecuación del proyecto de concentración de vertidos y el pliego de bases de estas instalaciones. La oferta elegida, de un total de nueve, es la integrada por TPF Getinsa Euroestudios, S.L. e Inaser, marca un plazo de elaboración del documento de seis meses.

Con este calendario, no parece previsible que el citado documento técnico esté listo antes de finales de enero de 2019, momento a partir del cual podrá iniciarse la cuenta atrás para la apertura del procedimiento de contratación de las obras de ejecución de la planta. Todo ello aboca irremediablemente a que la primera piedra de esta largamente demandada infraestructura, pensada para tratar las aguas de Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande, Cártama y las pedanías de la zona norte de Málaga ciudad, no se coloque hasta la parte final de 2019.

La proposición de la alianza que integra a Inaser cifra en 96.861 euros el servicio a realizar, lo que supone una rebaja de casi 46.000 euros sobre el valor de licitación inicial (sin IVA). Se da la circunstancia de que es la que más rebaja incluye salvando las tres que han sido excluidas precisamente por ser anormales.

A la espera de que se concreten todos los ajustes que se hará con la adecuación ahora contratada, la realidad es que el proyecto original para ejecutar la EDAR Norte, validado por la Administración regional en septiembre de 2012, fija un plazo de 30 meses para el desarrollo de los trabajos, a los que sumar otros seis para las pruebas previas a su puesta en servicio. En el caso de la agrupación de vertidos el plazo es de 23 meses. Los costes de ambas infraestructuras, según los proyectos ahora objeto de modificación, alcanzaban los 130 millones en el caso de la EDAR (obra, equipamiento, adecuación del terreno, expropiaciones...) y 34 para la agrupación de vertidos.

Una de las variaciones más sustanciales de cuantas se proponen es que se elimina la idea de que la nueva planta quedase interconectada con la actual EDAR del Guadalhorce, sirviéndose de ésta para, por ejemplo, el tratamiento de los lodos. "La idea que ahora se plantea es una EDAR que dé servicio a Alhaurín de la Torre, a Alhaurín el Grande, Cártama y las pedanías de la zona norte de Málaga de forma autónoma, es decir, con líneas de agua, fango y gases completas". Asimismo, se marca como exigencia la necesidad de "tener en cuenta posibles ampliaciones sobre todo las derivadas de plan director de las márgenes del río Campanillas, "que prevé importantes desarrollos en la zona".

Los parámetros iniciales del proyecto situaban el tratamiento de la nueva planta en 100.000 metros cúbicos, de los cuales 30.000 correspondían a Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande y Cártama y los 70.000 restantes quedaban abiertos para que pudiesen ser utilizados "como descarga de la EDAR del Guadalhorce", que actualmente recibe 33.000 metros cúbicos de la EDAR Guadalmar (representa el cierre del sistema de colectores e impulsiones que recoge las poblaciones de la Barriada de Guadalmar y la Cizaña, Churriana y Torremolinos) y otros 37.000 del colector de Campanillas, que recoge Campanillas, Puerto de la Torre y la cuenca de la margen derecha del arroyo de las Cañas.

A la firma adjudicataria e le pide, en el caso de la EDAR, "revisar las bases de partida; completar la línea fangos, deshidratación... un estudio hidrológico de un cauce próximo y inundabilidad de la parcela elegida". Y en el caso del proyecto de concentración de vertidos se insiste en rediseñar el trazado de incorporación de los distintos núcleos y reestudiar el cálculo hidráulico de las conducciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios