Málaga

La Junta rechaza prorrogar la concesión de los Baños del Carmen

  • Sí abre la posibilidad de dar ampliaciones de seis meses hasta que se concluya con una nueva adjudicación

Varios bañistas junto a los Baños del Carmen. Varios bañistas junto a los Baños del Carmen.

Varios bañistas junto a los Baños del Carmen.

La Junta de Andalucía, por medio de la Delegación de Medio Ambiente, descarta prorrogar la concesión administrativa que rige sobre los Baños del Carmen desde el año 1920. No obstante, sí habilita la posibilidad de, si así lo quiere la empresa, "conceder prórrogas renovables de seis meses hasta que se resuelva todo el proceso de la nueva concesión". El camino, en cualquier caso, culminará con "un nuevo procedimiento concesional", que podría concluir en la adjudicación a los actuales explotadores, o "en un concurso de ideas" que permita seleccionar el proyecto que ofrezca las mejores soluciones para el futuro del emplazamiento.

La determinación adoptada por la Delegación de Medio Ambiente fue notificada ayer a los responsables de la sociedad concesional, entre los que se encuentran los que fueran concejales del Ayuntamiento de Málaga Damián Caneda y José Luis Ramos. Emitido el dictamen, la sociedad dispone de un plazo de audiencia de diez días para formular cuantas alegaciones considere oportunas, según informaron desde la Administración regional. El expediente, con esa información añadida, será remitida a la Dirección General de Protección Ambiental "para que resuelva definitivamente".

Caneda cree que la propuesta "no soluciona" y confía en que haya una solución

La determinación adoptada por el departamento regional, tras varios meses de análisis de la propuesta de ampliación de la concesión de la empresa actual, que demandaba disponer de 15 años más, toma como base el vigente Reglamento de Costas. Según este documento, "para el otorgamiento de estas prórrogas debe mediar una continuidad del objeto que se prorroga, circunstancia que no se produce". Y para ello se señala que en mayo de 2010 la Demarcación de Costas aprobó el proyecto de regeneración de la playa y el parque de los Baños que, "de forma notoria, disminuye la superficie del ámbito concesional que se otorgó en 1920". En concreto, se acota la superficie concesional a unos 8.000 metros cuadrados, excluyendo otros 33.000.

A este primer elemento suma que el propio reglamento postula que no deben haberse efectuado transformaciones que puedan haber modificado la finalidad del título que se otorgó. Algo que, a juicio de los responsables de Medio Ambiente, tampoco se cumple. "Hay que indicar que la concesión original textualmente recogía que el título se otorgaba para 'la instalación permanente de pabellones y casetas de Baño', finalidad que es público y notorio que dista mucho de la realidad de las actividades que allí se realizan actualmente", precisan.

A estas circunstancias, la Junta añade "el comportamiento de la dinámica litoral" en ese punto de la Bahía de Málaga tras casi 98 años de concesión. La misma "ha evolucionado regresivamente, lo que provoca, con excesiva frecuencia, el alcance de las aguas en cuanto acontece algún temporal de relativa importancia". Unas condiciones a las que "sólo se puede hacer frente con un modificación sustancial de las infraestructuras, máxime cuando además el edificio principal tiene un protección arquitectónica; todo lo cual nos lleva nuevamente a nuevos y añadidos cambios en el objeto de la concesión", se apostilla en el informe.

"Ante estas evidencias, la Delegación Territorial de Medio Ambiente ha propuesto no otorgar la prórroga que solicitó la Sociedad Anónima Parque Balneario Nuestra Señora del Carmen S.A. e instar un nuevo procedimiento concesional, que bien podría concluir en una nueva concesión a los explotadores actuales o en un concurso de ideas para elegir aquel proyecto que dentro de este proceso ofrezca las mejores soluciones, tanto técnicas como económicas, y las mayores garantías de que este establecimiento histórico mejorará su actual situación para mayor satisfacción y disfrute de la ciudadanía malagueña", concluye el documento.

Desde la empresa concesionaria, el que fuera concejal de Cultura de Málaga, Damián Caneda destacó la complejidad del asunto y fue claro al considerar que la propuesta realizada por la Administración regional "no soluciona". "Creo que queda mucho camino que recorrer; iremos viendo, seguro que se encuentra una solución", añadió. Una de las cuestiones que puede resultar clave es la resolución final que adopte el TSJA tras avalar a los empresarios, que recurrieron la decisión de la Junta de invalidar la compra de las acciones de la sociedad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios