Málaga

La Junta publica la subasta de Correos y el Palacio de la Tinta

  • Confía en obtener unos ingresos mínimos de unos 30 millones por los dos edificios 

  • Los interesados tienen hasta el 14 de noviembre para presentar sus ofertas

Imagen de la parte alta de la antigua sede de Correos en Málaga. Imagen de la parte alta de la antigua sede de Correos en Málaga.

Imagen de la parte alta de la antigua sede de Correos en Málaga. / Javier Albiñana

La subasta del antiguo edificio de Correos y del Palacio de la Tinta queda oficialmente activada. La Junta de Andalucía acaba de iniciar el procedimiento mediante el que espera vender ambos inmuebles en Málaga capital y por los que, en su conjunto, espera ingresar una cuantía mínima de 30 millones de euros. 

El paso definitivo se ha dado este viernes con la publicación de la convocatoria en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). De acuerdo con la información aportada, los inversores o empresas interesadas en pujar por estos dos edificios tienen de plazo hasta el 14 de noviembre próximo para formalizar sus ofertas.

La puesta en marcha del procedimiento abre de par en par la puerta a la recuperación de la antigua sede de Correos, emplazado en la Avenida de Andalucía y sin uso alguno desde hace más de diez años. El Gobierno central lo transfirió a la Junta como parte del pago de la denominada deuda histórica con la comunidad andaluza por un valor que, en aquel entonces, se cifró en unos 31 millones de euros.

El precio de partida que se establece para la venta de Correos se sitúa en cerca de 17 millones de euros, cuantía que se sitúa por debajo de las tasaciones realizadas por la Administración regional, que cifraban en unos 19 millones de euros el valor. No obstante, el elevado interés mostrado por esta construcción hace pensar en el seno del Gobierno andaluz que la cuantía final crecerá por encima de esta suma.

Y ello a pesar de los condicionantes que pesan sobre el inmueble y su calificación urbanística, que se mantiene como equipamiento, lo que limita el posible desarrollo de proyectos. Salvo que el próximo propietario opte por abrir un proceso de negociación con el Ayuntamiento para variar este uso, lo que podría extenderse en el tiempo, el planeamiento urbanístico es claro, al permitir solo academias, centros universitarios, hospitales, residencias de estudiantes o de mayores.

El avance definitivo se produce después de que la Junta levantase el embargo millonario que pesaba sobre este edificio, correspondiente a la deuda que mantenía con la Diputación provincial de Málaga. La cuestión quedño solventada tras el abono a principios del pasado mes de septiembre de 2,14 millones de euros.

La solución futura para el Palacio de la Tinta es más amplia. De hecho, según los datos conocidos por este periódico, la condición urbanística del inmueble, situado en el Paseo de Reding, permite el residencial, siendo compatible con terciario y equipamiento comunitario. Una circunstancia que abre el abanico a la posible construcción de un hotel, destino para el que existen inversores interesados. El valor de partida fijado por la Administración regional se sitúa en casi 13 millones de euros.

En este caso, el anuncio del BOJA precisa que se encuentra "ocupado por personal al servicio de la Administración y pendientes de su próximo desalojo", una circunstancia que legalmente no impide la tramitación del expediente de enajenación "siempre que se proceda a su desafectación antes de dictar la resolución o acto aprobatorio de la enajenación".

Es decir, que en caso de que prospere algunas de las propuestas de compra para este inmueble, la Junta tendrá que buscar un emplazamiento alternativo para los funcionarios de Medio Ambiente que actualmente trabajan en el edificio. Una posibilidad que se manejó hace más de un año fue que todos ellos, junto a los de Fomento, fuesen trasladados a un nuevo edificio a construir en la Avenida Ortega y Gasset. Un equipamiento que sigue sin ser objeto de tramitación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios