Málaga

La Junta sustituye los convenios con guarderías por un modelo de becas

  • Todos los centros se pueden adherir a la red pública, siempre y cuando su precio no sobrepase los 278,8 euros al mes por niño

Niños en un centro de educación infantil. Niños en un centro de educación infantil.

Niños en un centro de educación infantil.

La Junta de Andalucía cambiará sustancialmente el sistema de ayudas a la escolarización de cero a tres años en escuelas infantiles. A partir de ahora las ayudas para la guardería se convierten en becas sujetas a un periodo concreto de solicitud, al tiempo que cualquier centro puede adscribirse a la red pública sin necesidad de acordar previamente un convenio con la Administración.

La Consejería de Educación convocó ayer a las diferentes patronales del sector en Sevilla para comunicarles el nuevo modelo de financiación y de escolarización en el primer ciclo de educación infantil.

Riesgo de que los niños que lleguen a los centros durante el curso se queden sin ayudas

La primera circunstancia que deben tener en cuenta los padres es la necesidad de solicitar la beca o ayuda en el plazo que fije Educación. Es decir, si una familia decide, por motivos laborales o simplemente por la madurez del niño, posponer su ingreso en una guardería no podrá beneficiarse de ayudas públicas. "Sobre todo en el caso de los más pequeños, es frecuente que los padres opten por llevarlos a la escuela infantil en enero en vez de septiembre. En ese caso no podrán ya solicitar beca", de modo que deberán pagar la totalidad de la tarifa, apunta José Francisco Bracho, de la asociación Acade, que agrupa un centenar de centros de educación infantil en Andalucía.

Esta circunstancia es aún más compleja para los bebés que nacen con posterioridad al plazo previsto para instar las ayudas o que no hayan alcanzado los cuatro meses -edad mínima para ser aceptado en una guardería- en ese periodo. "Esas familias no podrán en estas circunstancias pedir la beca", apunta Bracho.

El segundo cambio de calado afecta a los centros de educación infantil. Hasta ahora, las guarderías se incorporaban a la red de centros concertados a través de convenios individuales que se firmaban caso a caso. Sin embargo, a partir del próximo curso cualquier operador podrá adscribirse a la red pública con la única condición de cumplir los requisitos que estipula la junta para funcionar como centro de educación infantil. Esto significa que el sistema se abre a nuevos operadores que para aceptar a menores con subvención en ningún caso podrán sobrepasar un precio máximo de 278,88 euros por mes y niño. Para José Francisco Bracho esta decisión implica de facto "competir en precios y no en calidad". En primer lugar puntualiza que esta cuota mensual, que se mantiene fija desde hace ocho años, está muy por debajo del coste real. Alude a un estudio que realizó la mesa técnica, que agrupaba a la Junta y a las empresas, en la que se fijó el coste de escolarización de los niños menores de tres años en 330 euros al mes.

"Que entren más operadores en el sistema podría ser bueno, pero derivar el nuevo modelo en una puja por precios baratos nos llevará a una espiral de pérdida de calidad y de servicios. No se debe primar el precio en lugar de la calidad educativa", subraya.

La desaparición del sistema de convenios con guarderías pone además en riesgo la subvención del mes de agosto. La Consejería de Educación bonifica la escolarización de los niños durante 11 meses al año, pero no en agosto al considerar que se trata de un mes de vacaciones. De hecho, la abrumadora mayoría de las guarderías cierran en agosto. Sin embargo, compensaba a las empresas con 1.000 euros por aula. A partir de ahora no está claro qué va a pasar con esta ayuda. José Francisco Bracho entiende que de alguna manera se apoyará a los centros que colaboran con la administración en la gestión administrativa de las becas, pero "todavía no se ha concretado nada".

La consejera de Educación, Adelaida de la Calle, subrayó ayer en el Parlamento andaluz que las escuelas infantiles abrirán en septiembre "con más plazas y con unas bonificaciones a las familias más ajustadas a la realidad", según un comunicado dado a conocer ayer en el que se enviaba un "mensaje de tranquilidad a los padres y madres". Adelaida de la Calle indicaba que el nuevo modelo será "más garantista y transparente". "Se trata de seguir avanzando en competitividad, concurrencia, seguridad jurídica y apoyo a las familias que quieren escolarizar en esta primera etapa que es fundamental para la conciliación y el éxito educativo". Durante su intervención en el Parlamento también puso de relieve que la Junta destina 175,4 millones de euros anuales a financiar la educación de niños de menos de tres años y que en la actualidad el 40,25% de los niños de estas edades están escolarizados, muy por encima del objetivo del 33% marcado por la Unión Europea para 2020. También precisó que contará con las empresas del sector y se mantendrá "el empleo creado". Fuentes oficiales de la Delegación de Educación en Málaga han insistido en que las familias deben "estar tranquilas porque se van a atender todas las necesidades y nadie va a quedar fuera".

En cualquier caso, el nuevo modelo de financiación de la educación infantil de primer ciclo está aún abierto a falta de que las nuevas instrucciones se publiquen en el boletín oficial de la Junta de Andalucía. En ese momento se establecerá el calendario de matrícula que previsiblemente se alargará este año hasta julio.

Andalucía tiene este curso 95.495 niños de cero a tres años en centros de educación infantil, de los que 43.896 asisten a guarderías concertadas. En Málaga, según datos firmes del curso pasado, son 18.977 menores, de los que el 26,8% asistían a centros públicos y el 73,2% a privados, si bien la información estadística disponible no aclara cuántos de estos últimos están sujetos a convenios con la Consejería de Educación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios