Medio Ambiente

Madrugada de anillamiento en Fuente de Piedra

  • Unos 500 voluntarios ha colaborado en un ritual clave para el estudio y la protección de los flamencos

  • Han entrado en el humedal durante la noche para poder realizar la operación de captura

Madrugada de anillamiento en Fuente de Piedra Madrugada de anillamiento en Fuente de Piedra

Madrugada de anillamiento en Fuente de Piedra / Javier Flores (Fuente de Piedra)

Comentarios 0

La Fundación Unicaja contribuyó, como en años anteriores, con el patrocinio de la actividad.

El espectáculo flamenco en la Laguna de Fuente de Piedra, aunque con algo de retraso sobre las fechas habituales, se produjo nuevamente esta madrugada durante la operación desarrollada para realizar el anillamiento de unos 600 pollos, que permitirá a la comunidad científica realizar un seguimiento de estos ejemplares y conocer el comportamiento que tienen a lo largo de su vida.

Una operación que comienza a prepararse por parte de los técnicos de la Junta de Andalucía que trabajan en el humedal antequerano muchos meses antes, mediante el seguimiento de la colonia que va llegando a la laguna, las parejas que se van formando y el inicio de la reproducción. Además, también tienen que controlar los hábitos de los flamencos en el humedal, en especial, de los más pequeños, ya que estos datos servirán luego a la hora de preparar todo el dispositivo para la captura de los pollos, en el que participaron unos 500 voluntarios llegados desde diferentes puntos de España.

Voluntarios cercando a los pollos de flamenco Voluntarios cercando a los pollos de flamenco

Voluntarios cercando a los pollos de flamenco / Javier Flores (Fuente de Piedra)

Durante la jornada del viernes los responsables del operativo se encargan de conformar cada uno de los grupos que entran durante la noche por diferentes puntos de la laguna, a los que también se les asignan funciones concretas como el realizar el corte dentro de la colonia de pollos o el cercar a los mismos para conducirlos al corral que se encuentra ubicado junto en una de las orillas.

Una vez que se discutieron los detalles del trabajo a realizar entre los jefes de grupo todo quedó listo para la madrugada de hoy, cuando con la noche cerrada los voluntarios, ayudados por una simple caña, comienzan a adentrarse en el lodo y las zonas que todavía conservan agua para posicionarse estratégicamente a la espera de recibir la orden de iniciar el avance, algo que se produce con las primeras luces del día. Antes, silencio absoluto, ya que cualquier pequeño detalle puede alertar a los flamencos y dar al traste con el trabajo de muchos meses en unos pocos segundos.

Una vez que la muralla humana rodea a los flamencos se inicia el empuje hacia el corral, provocando el vuelo de los ejemplares adultos que se funden con el colorido amanecer.

Flamencos a la salida del corral Flamencos a la salida del corral

Flamencos a la salida del corral / Javier Flores (Fuente de Piedra)

Poco a poco el cerco se fue estrechando y finalmente se logró encerrar a un considerable número de pollos de flamenco, tras lo que se inició el trabajo de colocación de las anillas de identificación, la medición de cada ejemplar, pesado y la extracción de sangre, tras lo que estos pollos fueron devueltos al interior de la laguna para que continúe su crecimiento con normalidad.

Terminado el trabajo, los voluntarios procedieron a recoger el material y, caña en mano, regresar al punto de origen en el que esta madrugada se inició todo y así dar por concluido un nuevo anillamiento que se llevarán en sus retinas y que tan solo un pequeño grupo puede disfrutar cada año.

Esta vez también se contó con la presencia de la consejera de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, que agradeció el trabajo de técnicos y voluntarios, al tiempo que animó a los amantes de la naturaleza a participar en futuras ediciones o visitar la propia laguna para conocer la gran cantidad de aves que acoge de forma continuada.

La consejera ha subrayado el “buen estado de salud y de conservación” de esta laguna, considerada una de las zonas más importantes para la reproducción de la población de flamencos del Mediterráneo y África noroccidental. "Este es un humedal fundamental para nuestra biodiversidad y un lugar maravilloso al que invito a todos a que vengan a conocer para disfrutar del medio natural de Andalucía”, ha destacado.

Voluntarios a la espera de avanzar hacia los flamencos Voluntarios a la espera de avanzar hacia los flamencos

Voluntarios a la espera de avanzar hacia los flamencos / Javier Flores (Fuente de Piedra)

En su opinión, este programa de anillamiento “tiene que ir a más” para que sirva como “incentivo para las nuevas generaciones en la conservación y protección del medio natural de Andalucía, a través de la concienciación sobre la importancia de respetar los maravillosos parajes y humedales que existen en nuestra tierra”. Como en años anteriores, la actividad contó con el patrocinio de la Fundación Unicaja.

La Reserva Natural Laguna de Fuente de Piedra ha contabilizado este año 7.472 nacimientos de pollos de flamenco, más del triple que en 2018, gracias a las lluvias del pasado octubre, que han favorecido que el éxito reproductor de las 9.000 parejas haya alcanzado el 83 % y ha evitado que la sequía haya mermado la nidificación de este humedal malagueño, según ha informado la Junta de Andalucía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios