Málaga

Málaga vuelve a congelar los impuestos y tasas municipales para 2021

  • Aplicará una rebaja del 25% en la cuota de la recogida de basuras a negocios de hospedaje y hostelería 

  • Aprueba un nuevo reglamento para poder seguir dando ayudas en el pago del IBI a pensionistas y parados

Carlos Conde. Francisco de la Torre y Susana Carillo, en rueda de prensa. Carlos Conde. Francisco de la Torre y Susana Carillo, en rueda de prensa.

Carlos Conde. Francisco de la Torre y Susana Carillo, en rueda de prensa.

Los impuestos y tasas municipales vuelven a quedar congelados para el año que viene. Así lo ha acordado este viernes la Junta de Gobierno Local, iniciando el trámite de aprobación de unas ordenanzas fiscales que entrarán en vigor el próximo 1 de enero. El paso adoptado ha sido valorado por el alcalde, Francisco de la Torre, quien ha recordado que Málaga es "de las grandes ciudades españolas la más barata fiscalmente".

Con esta medida, el Consistorio daría continuidad a la política de contención que se viene aplicando desde hace años. De acuerdo con los datos aportados por el propio Ayuntamiento, son ya 16 ejercicios con congelación de tributos. La congelación afecta a la totalidad de tributos municipales, así como a tasas como el agua, el precio del billete de autobús o los servicios de Parcemasa, entre otros. 

Cabe recordar que estas mismas tasas que ahora se mantendrán intactas el año que viene fueron subidas para el presente ejercicio de 2020. La incidencia, en cualquier caso, se está haciendo esperar en el caso de los precios de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT), dada la necesidad de que previamente sean validados por la Junta de Andalucía.

De la Torre ha explicado en rueda de prensa que para el año que viene se van a introducir algunas medidas con las que ayudar al sector de hotelero y hostelero. Ante el silencio del Ministerio de Hacienda a la propuesta remitida por el Ayuntamiento para anular el cobro de la tasa de recogida de basura en los meses en los que estos establecimientos estuvieron cerrados por la pandemia y el estado de alarma, de cara al año que viene se les va a aplicar una reducción del 25% de la cuota a la que están obligados. Las previsiones apuntan que esta propuesta se dejará sentir sobre unos 6.500 recibos, con un impacto económico de 411.000 euros.

De otro lado, el Ejecutivo municipal ha asumido la propuesta del área de Cultura para rebajar un 75% las cuotas de utilización de la Caja Blanca, en un intento de colaborar con el sector cultural y los jóvenes creados. La repercusión de la medida se estima en 12.000 euros. Al tiempo, se amplía las bonificaciones a vehículos poco contaminantes, sumando los propulsados por hidrógeno a la lista que ya recogía a eléctricos e híbridos. En estos casos, la bonificación del impuesto es del 75%. Hasta la fecha se han beneficiado de esta medida 1.201 vehículos, con un impacto de 105.000 euros.

Otra de las novedades de envergadura a la que ha dado el visto bueno el Ayuntamiento es la anulación del reglamento de ayudas para el pago del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) y la aprobación de un plan alternativo, el Reglamento de ayudas a personas del municipio de Málaga en especiales Situaciones de necesidad para favorecer su mantenimiento en su medio habitual. 

Según el concejal de Economía, Carlos Conde, este reglamento va a permitir que el 90% de los beneficiarios de estas ayudas, fundamentalmente pensionistas y desempleados, las mantengan de forma automática, recibiendo una ayuda de 200 euros anuales. Una suma que, según reconoce el propio edil, puede incluso superar el beneficio que recibía antes mediante la subvención al impuesto.

Conforme al cambio ahora introducido, estos afectados recibirá el recibido del IBI íntegro, así como los mencionados 200 euros de ayuda. Para dar encaje a esta aportación, esa suma se relaciona con actuaciones que estos contribuyentes tengan que hacer en sus viviendas, como arreglos o pintura, por ejemplo.

Los que sí tendrán que volver a pedir la compensación es el resto de beneficiarios, unas 860 personas de colectivos como el de personas con discapacidad, familias monoparentales, con hijo menor de un año, vecinos con gran invalidez, menores de 30 años y víctimas de violencia de género. Para estos, el Ayuntamiento ha reservado 110.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios