Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Málaga

Málaga es la capital española más rentable para alquilar garajes

  • Comprar y, posteriormente, arrendar viviendas, oficinas o locales renta más de un 5% en la ciudad

La compra de activos inmobiliarios como inversión es uno de los causantes de que estén remontando las operaciones de compraventa de inmuebles y otros bienes en la provincia en los últimos meses de forma continuada. Adquirir una vivienda, un local, un garaje o una oficina para, posteriormente, alquilarla se ha puesto de moda porque ofrece una rentabilidad muy superior a la de cualquier entidad financiera o bonos públicos. El portal idealista.com publicó ayer cuáles fueron esos índices de rentabilidad en todas las capitales españolas en el año 2015 y Málaga es una de las que ofrece un mejor rendimiento, sobre todo en el caso de los garajes, donde es líder nacional. En este sentido, la rentabilidad media del alquiler de garajes el año pasado en la capital malagueña sobre su precio de compra fue del 8,3%, mientras que la media española se situó en el 4,4%. Ninguna otra capital se aproxima a ese porcentaje, siendo el más cercano Santa Cruz de Tenerife con un rendimiento del 5,8%.

Málaga, en general, ofrece unos volúmenes altos. En el caso de los locales comerciales, la rentabilidad media durante 2015 se elevó al 7,6%, tres décimas más que la media nacional. En la vivienda, ese beneficio sobre compras fue del 5,7% -dos décimas más que en España- y en las oficinas del 5,9% -siete décimas menos que en el conjunto español-. Dicho de otra forma, el mercado inmobiliario en Málaga capital es más rentable que la media española en la mayoría de segmentos, salvo en las oficinas. Cabe señalar que el bono español a 10 años da un 1,7%, por lo que la diferencia es notable.

La crisis del sector y el fuerte descenso de precios ha sido una magnífica oportunidad para los inversores, que han encontrado producto, en ocasiones, a precio de ganga, con descuentos incluso del 50%. De hecho, muchas de esas adquisiciones se han realizado al contado, sin necesidad de pedir una hipoteca, porque se encuentran en la capital, por ejemplo, viviendas de tipo medio por un importe inferior a 150.000 euros.

El stock acumulado se está reduciendo y la demanda latente vuelve a latir porque los bancos están volviendo a conceder créditos, aunque a clientes solventes y exigiendo numerosas garantías, lo que está provocando que el precio medio de los productos inmobiliarios esté subiendo de nuevo, lo cual podría afectar a la rentabilidad futura si se mantienen los precios de alquiler. Según datos aportados ayer por la red inmobiliaria malagueña MAR Real Estate, el valor medio de la compraventa de viviendas estaba en 2015 en 136.800 euros y se prevé que en 2016 se eleve hasta los 146.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios