Málaga

Málaga lidera en octubre la subida del paro en España

  • El pésimo mes de los servicios y la incorporación de más jóvenes a las listas del SAE hacen que el desempleo crezca en más de 5.300 personas en sólo 30 días

Comentarios 1

El paro registrado en Málaga se incrementó en octubre en 5.381 personas, un 3% más, hasta contabilizar un total de 179.272 desempleados, según los números oficiales ofrecidos ayer por el Ministerio de Trabajo. El dato es demoledor por varios aspectos. El primero es que Málaga fue el mes pasado la provincia española donde más subió el paro con bastante diferencia sobre el resto. De hecho, en Madrid disminuyó en 255 personas; en Barcelona se incrementó en 3.032; y en una provincia de corte similar a Málaga como es Alicante aumentó en 2.176 desempleados. En el conjunto andaluz sólo Cádiz (con 4.043 nuevos parados) se le acerca.

El segundo hecho a tener en cuenta es que la recuperación económica, al menos teniendo en cuenta su vertiente de empleo, sigue aún bastante lejos. Ahora hay en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo 14.206 parados más que hace un año, un 8,6% más, y Málaga, en este caso, también encabeza el aumento del desempleo en toda Andalucía y está entre los primeros puestos a escala nacional. Se esperaba que el verano fuera un revulsivo pero no ha sido así. Salvo una disminución de parados en julio, ha habido un importante crecimiento en agosto, septiembre y octubre hasta el punto que en tres meses se ha elevado el desempleo en más de 12.000 personas.

Los datos del Ministerio de Trabajo están, otra vez, en contradicción con los de la Encuesta de Población Activa (EPA) -dependiente del Instituto Nacional de Estadística- que salieron a la luz la pasada semana. La EPA correspondiente al tercer trimestre del año afirmaba que el desempleo había caído en 10.000 personas. Trabajo, en ese mismo periodo, señala un aumento del paro prácticamente en la misma proporción. Eso sí, la EPA habla de 222.000 parados y el SAE de 179.272. En cualquiera de los dos casos, el volumen es excesivo.

En el caso concreto de octubre el principal causante del fuerte incremento de las listas del paro es el sector servicios. Una vez finalizada la temporada veraniega han cerrado sus puertas o están a punto de hacerlo numerosos restaurantes y hoteles de temporada y eso ha provocado que haya miles de personas que se hayan quedado sin un puesto. Sólo en este área ha aumentado el paro en 3.554 personas en octubre en la provincia, es decir, más que Sevilla en todo su conjunto.

El problema de Málaga es que no le acompaña ningún sector. La construcción sigue su particular calvario y, aunque el incremento ha sido leve (188 personas) se está próximo a los 42.000 ciudadanos sin trabajo. En la industria y la agricultura, más de lo mismo. Crece el número de parados en dos sectores cuyo peso en la provincia es cada vez menos importante. A eso hay que añadirle que, tras la finalización del curso universitario con los exámenes de septiembre, hay numerosos jóvenes que, directamente, se han apuntado al paro y eso ha incrementado el volumen total. En octubre, el colectivo de sin empleo anterior sumó 1.264 desempleados más.

La noticia, aunque esperada, no ha sentado nada bien ni a los sindicatos ni a los representantes empresariales. La secretaria de Empleo y Acción Sindical de UGT Málaga, María Auxiliadora Jiménez, lamentó el crecimiento del paro y, respecto a los contratos realizados en octubre (disminuyeron un 1,2%), afirmó que "la temporalidad sigue creciendo, lo que confirma que la precariedad en la contratación continúa siendo una de las principales características del mercado de trabajo y que la reforma laboral no sirve para reducir el empleo". El secretario general provincial de CCOO, Antonio Herrera, indicó que "la reforma laboral únicamente está sirviendo para contribuir a la destrucción de empleo y no fomenta el empleo estable y de calidad" y precisó que su sindicato "ha convocado nuevas movilizaciones para los días 15 y 18 de diciembre contra la reforma laboral, la reforma de las pensiones y contra el retraso de la negociación colectiva".

En la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), su vicepresidente, Javier González de Lara, subrayó que es un dato "escalofriante", que no esperaban "un aumento de esa magnitud" y aseguró que "las empresas sufren enormes dificultades para mantener el empleo por la caída del consumo, el sistema financiero, la morosidad y la rigidez laboral".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios