Laboral

Málaga suma 30.000 parados más en el tercer trimestre por un fuerte aumento de la población activa

  • La necesidad de encontrar un empleo en plena crisis dispara la población activa, por lo que hay aumento de ocupados y parados a la vez

  • La tasa de desempleo está ahora en el 22,6% en la provincia, 2,6 puntos más que en junio

Un camarero retira una mesa de un restaurante. Un camarero retira una mesa de un restaurante.

Un camarero retira una mesa de un restaurante. / EFE

Málaga tiene ahora 29.900 parados más que en junio hasta sumar 181.000 personas. Si solo se analiza ese dato es demoledor, pero la situación no es tan triste como parece y todo depende de la metodología de la Encuesta de Población Activa que ha salido publicada este martes.

Málaga tiene muchos más parados, pero también tiene 17.800 ocupados más que en el segundo trimestre. ¿Cómo es posible que haya más gente trabajando y más parados a la vez? Porque se ha disparado la población activa, es decir, el número de personas con más de 16 años que puede y quiere trabajar. Según la EPA, solo en el verano hubo 47.700 personas que mostraron activamente su intención de encontrar un trabajo, alcanzado una población activa de 800.700 personas. Es el volumen más alto desde el primer trimestre de 2016.

La suma de los ocupados y de los parados da la población activa. Málaga acabó el verano con 619.800 personas trabajando. Son 17.800 más que en junio. No solo no es un dato para tirar cohetes sino que, además, es el volumen más bajo desde el primer trimestre de 2018 -a excepción del segundo trimestre de este año- aunque también es cierto que ahora estamos en plena pandemia y en los ejercicios anteriores no. Otro aspecto a tener en cuenta es que las personas que están en un Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE) se consideran ocupadas porque tienen un trabajo, independientemente de que lo estén ejerciendo o no. Si muchas de esas personas, como se teme a partir de febrero, son despedidas, el número de desempleados crecerá  y disminuirá el de ocupados. 

En la EPA todo está compensado. Al subir tanto los activos se produce un fuerte descenso de los inactivos. Es algo lógico. Estamos en la situación económica más delicada de las últimas décadas y hay que conseguir ingresos, por lo que muchas personas que no tenían intención de trabajar por el motivo que fuera se han puesto las pilas para intentar echar una mano en sus casas. Otra cosa es que lo consigan. Por eso el incremento de parados es mayor que el de ocupados. 

Una de las ventajas de la EPA es que ofrece la tasa de paro, un índice que permite comparar la situación entre provincias y países. En Málaga, como en el resto del país, ha subido. Ha finalizado el tercer trimestre con un 22,6%, 2,6 puntos más que en junio y 4,6 puntos más que hace un año. Teniendo en cuenta la gran crisis económica y laboral existente, se está lejos del 36% que se llegó a alcanzar en los años más duros de la pasada crisis financiera y del ladrillo, aunque cabe recordar que es una tasa engañosa por los Ertes. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios