Inmobiliario

Málaga concluye el verano con las viviendas más caras en alquiler y venta

  • Comprar cuesta más de 2.000 euros por metro cuadrado y arrendar está en torno a los 10 euros por metro

  • Amplia demanda, oferta contenida y guerra hipotecaria: el caldo de cultivo

Una persona observa el escaparate de una inmobiliaria en Málaga. Una persona observa el escaparate de una inmobiliaria en Málaga.

Una persona observa el escaparate de una inmobiliaria en Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

Comprar una vivienda o alquilarla es ahora más caro que hace un año en la provincia de Málaga. El metro cuadrado en venta está en torno a los 2.000 euros y en alquiler en unos 10 euros. No es un dato alentador para los interesados, pero es un paso más en una tendencia continuamente alcista impulsada por una amplia demanda, una oferta contenida y unos tipos de interés por los suelos que están provocando una guerra de hipotecas baratas en las entidades financieras.

Los malagueños han preferido tradicionalmente comprar vivienda a alquilarla por aquello de tener un patrimonio, si bien el fuerte aumento de los precios causado por el boom de la pasada década dejó fuera del mercado a miles de personas. Un efecto que se acentuó con la crisis, los despidos masivos y la falta de confianza de los bancos a la hora de dar hipotecas.

Cogió fuerza el alquiler, pero empezó a brotar el negocio de las viviendas de uso turístico a través del cual los propietarios sacaban, y sacan, más dinero alquilando el piso a turistas por fines de semana o días sueltos que por un mes completo a un único inquilino fijo con menor riesgo de mora. Eso redujo la oferta de viviendas de alquiler disponibles para larga temporada y, ante una demanda similar de estudiantes, divorciados, jóvenes sin suficiente dinero ni garantías para conseguir una hipoteca, etcétera, se disparó el precio de forma que el pago mensual por un alquiler pasó a ser más caro que el de una hipoteca.

El monstruo sigue engordando y la situación es cada vez más complicada para aquellos que quieren acceder al mercado inmobiliario en esta provincia. De hecho, hay colectivos profesionales que no quieren venir a trabajar a Málaga porque alquilar una vivienda se llevaría la mayor parte de su salario.

Hay informes prácticamente todas las semanas y todos van en la misma dirección. La consultora Gesvalt publicó ayer que el precio de compra de vivienda en Málaga en el tercer trimestre de este año es de 2.029 euros por metro cuadrado, un 6,9% más que en el mismo periodo del año anterior y 402 euros más que la media nacional. Málaga tiene las viviendas más caras de Andalucía con mucha diferencia. Adquirir un inmueble en esta provincia cuesta, según esta consultora, casi el doble que en Sevilla (1.125 euros por metro cuadrado), Córdoba (1.092 euros) o Almería (1.050 euros). El precio medio andaluz es de 1.285 euros por metro cuadrado. Cabe señalar que se analiza el conjunto provincial y que Málaga tiene numerosas localidades costeras con precios muy elevados, con Marbella como pilar.

En el caso del alquiler, Gesvalt afirma que Málaga es también la provincia andaluza con el coste más alto con una media de 10 euros por metro cuadrado, lo que implicaría un pago medio de 1.000 euros por una vivienda de 100 metros cuadrados. El portal inmobiliario Idealista publicó ayer su análisis de precio de alquiler en el tercer trimestre y también sitúa a la provincia malagueña como la más cara de la comunidad andaluza, aunque en este caso lo rebaja hasta los 9,4 euros por metro cuadrado, un 0,3% más que en el mismo periodo del año anterior. En el caso de Málaga capital, Idealista señala que se mantiene estable en los 9,9 euros por metro cuadrado.

La clave es saber hasta dónde podrán aguantar los bolsillos de los malagueños. El sector entiende que no hay burbuja porque la oferta está contenida y porque las entidades financieras, pese a la guerra hipotecaria para captar clientes, revisan al milímetro cada solicitud de préstamo, aunque los ciudadanos que busquen piso se enfrentan a una cuesta cada vez más empinada. En Gesvalt afirman que el euribor negativo animará las compraventas, aunque dependerá de si se puede pagar el precio final.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios