Málaga

Marín Cots: "La iluminación de Larios es una horterada"

  • El responsable del OMAU advierte del riesgo de que la capital pierda su esencia y se masifique

Cientos de ciudadanos asisten al espectáculo de Larios. Cientos de ciudadanos asisten al espectáculo de Larios.

Cientos de ciudadanos asisten al espectáculo de Larios. / j. albiñana

Comentarios 1

Pedro Marín Cots, responsable del Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU), vuelve a hablar claro. Tradicionalmente crítico con el modelo económico que prima la proliferación de los negocios de hostelería en el casco histórico de la ciudad, Marín Cots se reafirmó ayer en esas tesis y fue a más apuntando de manera directa al espectáculo de luces y sonido de la calle Larios. Lejos de la prudencia de otros muchos representantes municipales, él fue contundente: "la iluminación de Larios me parece una horterada absoluta, una cosa horrorosa".

A su juicio, la capital de la Costa del Sol debe aspirar a ser una ciudad "elegante, que atraiga un turismo elegante", objetivo que poco o nada tiene que ver con la conversión el Centro histórico en una especie de "parque temático". "El turismo cultural tiene poco que ver con la horterada de la calle Larios", apostilló.

En la línea de los no pocos pronunciamientos del OMAU en diversos informes y estudios, el encargado de este ente, así como de la obtención de fondos europeos para la ciudad, denunció el fenómeno que está llevando a convertir "una ciudad real en una ciudad de la simulación, en algo que no existe". "Hace unos años el urbanismo cofrade era más comedido, pero ahora se sacan los tronos todo el año, todas las semanas; respetemos los espacios públicos; las plazas siempre han sido espacios diáfanos, para que la gente pasee y se relaje; lo que no puede ser es que esté siempre invadidos por carpas y cachivaches", insistió.

"Estamos en una ciudad antigua, que es patrimonial, esto no es Hollywood, no es Walt Disney", subrayó, por lo que demandó que se procure mantener "el acierto de la ciudad histórica con sus referencias básicas". "La gente cuando habla de Málaga habla de sus referencias, de la Catedral, de sus museos, de la Alcazaba; si perdemos nuestra esencia y masificamos la ciudad el turista se hartará porque estará cansado de las colas, de los mogollones", apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios