Málaga

Médicos insisten en exigir un mapa de zonas de riesgo ante agresiones

  • El SAS lanza una campaña para avisar de que denunciará cualquier agresión a trabajadores

Facultativos durante la concentración de este miércoles. Facultativos durante la concentración de este miércoles.

Facultativos durante la concentración de este miércoles.

Los médicos se concentraron este miércoles por mañana en la entrada del centro de salud de Cruz de Humilladero en repulsa del último caso de agresión verbal a una doctora. El delegado provincial de Salud en Málaga, Carlos Bautista, se sumó a la concentración en apoyo, aunque el Sindicato Médico de Málaga (SMM) continúa exigiendo a la Junta de Andalucía la creación de un mapa de zonas de mayor riesgo, adoptar un plan con carácter inminente que vele por la seguridad de los facultativos y la puesta en marcha de una campaña de concienciación.

El SMM persiste en la proposición de un mapa en el que se indiquen las zonas de mayor riesgo de forma actualizada, la inclusión de cámaras de vigilancia y sirenas en consulta y pasar por revisión los botones antipánico. Además de sanciones administrativas, también exigen incrementar la seguridad en los centros sanitarios y la identificación de los reincidentes cuando acudan a los centros de salud y hospitales.

Durante la tarde del pasado domingo se produjo una nueva agresión verbal a una doctora en las Urgencias del centro de salud de Cruz de Humilladero. Una facultativa atendió a un hombre con un dolor de muelas, con lo que le prescribió la medicación necesaria por vía oral y le instó a regresar al centro en caso de que no remitiera el dolor. Tras abandonar la consulta, la acompañante de éste entró con tono amenazador exigiéndole a la médica que le pusiera una inyección al paciente en lugar de recetarle unas pastillas.

Ante la negativa de la profesional, la mujer comenzó a propinar insultos y voces a la doctora mientras golpeaba con la mano la mesa. Posteriormente, se personaron agentes de la Policía Nacional y la facultativa interpuso la correspondiente denuncia, que tuvo que ser asistida y medicada tras el estrés y la ansiedad que le produjo la situación.

El número de agresiones en Málaga, en lo que va de año, ya supera la treintena e iguala prácticamente los casos que se dieron en 2018 en estas mismas fechas, llegando a alcanzar la cifra de ochenta incidentes durante esos doce meses. Es por ello que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha lanzado una campaña informativa en los centros sanitarios para recordar a los usuarios que se denunciará por la vía penal cualquier agresión a los profesionales. Desde este miércoles comenzaron a distribuirse cartelería en la que, además, se avisa de que los centros disponen de diferentes medidas de seguridad, como la conexión directa con la Policía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios