Málaga

El Metro de Málaga desentierra al menos una docena de esqueletos de época musulmana

  • Los restos, que datan del siglo X, estaban sepultados en arenas y mirando a la Meca

Imagen de archivo de los trabajos arqueológicos del Metro en la Avenida de Andalucía.

Imagen de archivo de los trabajos arqueológicos del Metro en la Avenida de Andalucía. / Javier Albiñana

Y de nuevo la arqueología se hace presente en el día a día del Metro de Málaga. Su capacidad de desentrañar el pasado de la ciudad se confirma por enésima vez en los trabajos de la Avenida de Andalucía, donde los operarios han encontrado restos de al menos una docena de esqueletos de época musulmana. Desde la Consejería de Fomento hablan de una decena de cuerpos.

De acuerdo con las primeras estimaciones, los mismos pueden datar del siglo X, sin que se descarte una etapa anterior. Las fuentes consultadas han puesto en valor el buen estado en el que se encuentran, a lo que ha contribuido el que fuesen sepultados en las arenas. Los mismos han sido encontrados mirando a la Meca. Una de las señas que confirman la antigüedad es que han sido localizados debajo de las estructuras que fueron construidas posteriormente.

La envergadura del descubrimiento es una sorpresa, por cuanto está documentada la presencia en este punto de la ciudad de una necrópolis musulmana, se pensaba que la mayor parte había sido destruida en la etapa de construcción del aparcamiento municipal existente en este punto. El modus operandi que se utiliza ante un hallazgo de este tipo incluye un estudio antropológico, tras el cual, lo previsible, es que sean depositados en el Museo Arqueológico de la Aduana.

Al respecto, desde Fomento indicaron que la dirección arqueológica de las obras del suburbano ya remitió el informe correspondiente a la Delegación de Cultura para su pronunciamiento, con lo que se estma que en breve se proceda a su traslado.

No es la primera ocasión en la que la obra del Metro en esta parte del trazado desentierra restos humanos. Ya ocurrió algo semejante, aunque de una dimensión muy inferior, en septiembre del año pasado. En aquella ocasión, en el cruce con la calle Armengual de la Mota aparecieron los restos de un solo esqueleto.

El descubrimiento se produce en lo que parece la recta final de las tareas arqueológicas del tramo Renfe-Guadalmedina, que fueron iniciadas allá por mediados de marzo del año pasado. En las últimas semanas se han acelerado los trabajos del suburbano en esta pieza ante el compromiso de la Junta de reponer esta parte de la ciudad a la situación previa a la obra a finales de mayo o principios de junio. Una circunstancia que obliga a potenciar las diferentes fases de la intervención.

Antes de estos esqueletos, los arqueólogos sacaron a la luz un horno musulmán que se estima data de los siglos X-XI junto al paso inferior del aparcamiento de Smassa. En las proximidades de este punto fue excavada meses atrás una curtiduría, de la que se acordó salvaguardar un pavimento calizo y cuatro vasijas de gran tamaño. Todos estos elementos forman parte de los fondos que, según el compromiso asumido por el Gobierno andaluz, quedarán expuestos al público en una sala especial que será habilitada en parte del túnel del Metro en Callejones del Perchel.

Estas aportaciones permiten enriquecer aún más el ya amplio listado de regalos extraídos del subsuelo. La labor del ferrocarril urbano, sumada al compromiso de la Junta de proteger parte de lo encontrado, ha hecho posible extraer y salvar cuatro depósitos de la curtiduría con sus maderas de recubrimiento asociadas, dos calles con su pavimento y muros asociados (una de ellas es continuación de la actual de Callejones del Perchel y está datada en el siglo XVXVI; la otra, es de época nazarí), y los pavimentos y muros de cimentación de una vivienda unifamiliar de etapa nazarí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios