Málaga

El Metro de Málaga destapa un segundo muro en el arrabal musulmán del siglo XIV

  • Cultura obliga a proteger 'in situ' los dos tramos hallados y a modificar el proyecto del suburbano para no afectarlos

Al fondo, varias de las vasijas de una antigua curtiduría recuperadas en la obra del Metro. Al fondo, varias de las vasijas de una antigua curtiduría recuperadas en la obra del Metro.

Al fondo, varias de las vasijas de una antigua curtiduría recuperadas en la obra del Metro. / S. S.

El último descubrimiento arqueológico protagonizado por el Metro de Málaga, en su acercamiento al Centro, no sólo saca a la luz un tramo de la muralla de cierre del arrabal nazarí del siglo XIII, sino también restos de un segundo trozo de muro algo más moderno, del siglo XIV, perteneciente igualmente al barrio árabe levantado extramuros de la ciudad medieval. De ello deja constancia el equipo técnico encargado desde hace año y medio de acometer las excavaciones en la Avenida de Andalucía, como parte del tajo del suburbano que se extiende entre la estación de Renfe y el puente de Tetuán.

En su memoria preliminar de los trabajos en la zona de Nazareno del Paso, a la que tuvo acceso este periódico, la dirección arqueológica subraya por su valor el hallazgo de dos muros medievales, correspondiendo "uno a la muralla del arrabal aparecido con anterioridad en Callejones del Perchel, y el otro, a un segundo muro de cierre del mismo arrabal construido con posterioridad (siglo XIV)".

De manera literal se habla de "un muro de fábrica de tapial de calicanto con zarpa de cimentación y 1,6 metros de ancho por 1,35 a 1,95 metros de potencia conservada y 14 metros de longitud, que es la anchura aproximada del trazado del túnel". Asimismo, se indica que el periodo islámico presenta una fase de cambios del arrabal y de abandono (s. XIV y XV) en el que se ha documentado, al final de la T-1, "un muro de fábrica de mampostería, ladrillo y restos de tapial reutilizado, asociado a materiales del siglo XIV". El mismo, dispone de zapata de cimentación y conserva 0,6 metros de ancho por 1,6 metros máximo de potencia y 11,4 metros de longitud al que se adosan otros muros de ladrillo y mampostería.

A tenor de las propuestas realizadas por la dirección arqueológica, la Delegación de Cultura emitió a finales del pasado mes de julio una resolución en la que resolvía una serie de acciones con respecto a los restos encontrados en este punto de la trazado. La primera de ellas fue la de soterrar los restos excavados de los muros de cierre por encima de sus zarpas de cimentación y proteger el resto de la estructura con geotextil a la espera de medidas posteriores; la segunda es la de la conservación in situ de los restos de los muros, consolidando previamente sus estructuras para garantizar la integridad de estos, preparar y proteger los tramos de los muros, y consolidar o restaurar definitivamente las estructuras murarias y establecer su protección final.

Detectan un proceso de "colmatación y destrucción", en los siglos XIV-XVI, "con una demolición al parecer intencionada de las estructuras medievales en el sector"

Respecto a la localización de estas piezas de muros, destacan el que hayan aparecido "enmascarados por la propia curtiduría moderna-contemporánea" encontrada en ese mismo punto. De hecho, en la relación de las diferente etapas de la excavación, se apunta un proceso de "colmatación y destrucción", en los siglos XIV-XVI, "con una demolición al parecer intencionada de las estructuras medievales en el sector que amortizan a su vez, ya en epoca moderna-contempporánea (s. XVII-XIX) la instalación industrial de las curtidurías, para terminar con la modificación transformación de toda la zona del siglo XX mediante nuevas construcciones y transformaciones y la posterior apertura de la Avenida de Andalucía".

En cuanto a los otros restos encontrados, que términos generales se entiende que se encuentran "en mal estado de conservación", por lo que se propuso su desafección, al "afectar de manera directa a las obras del suburbano, siendo incompatible su conservación con el desarrollo de la infraestructura".

Otra de las demandas realizadas por Cultura es la de modificar del proyecto de obra del Metro en el sector T-1 "para salvar la afección de la losa de hormigón (nivel bajo la losa de cubierta) sobre los restos arqueológicos de los muros de cierre del arrabal, reclamando a la Agencia de obra Pública una solución técnica como medida correctora". Una labor que, según desveló el pasado lunes la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, ya se encuentra en fase de redacción.

Más allá de los restos de muralla encontrados, la descripción de los arqueólogos pone de relieve la envergadura de las excavaciones realizadas. En este sentido, los profesionales valoran como "positivos" los resultados de la intervención en esta parte del traza, "mostrando la existencia de nuevos restos del Arrabal de Attabanim y una secuencia cronológica que abarca desde época medieval hasta la actualidad, establecida en varios periodos (islámico, moderno y contemporáneo), que a su vez se divide en distintas fases".

En este sentido, se ha podido documentar una fase 0 de paleocauce (El Arenillo) y piroestructuras con depósitos de arenas y limos o arenas-gravas de caráter fluvio-litoral por la proximidad del mar, niveles de playa y la desembocadura del río Guadalmedina, además de pequeñas piroestructuras o subestructuras relacionadas con actividades pesqueras o campamentos previos a los inicios del sistema urbano.

La siguiente fase corresponde a una necrópolis emiral (siglo IX), "que en este sector solo ha aportado restos revueltos en las arenas". A la misma le sigue otra fase (s. X-XI) con restos de balsas de decantación y arcillas y restos de una estructura hidráulica (s. XI) "que podría pertenecer a un molino de harina". Correspondiente ya al proceso de urbanización del arrabal, "nos encontramos con una primera fase de ocupación (s. XI-XII) que en la T-1 se ha limitado a restos de cimentaciones y un vial con un atarjea y pozos". En cuanto a la fase Almohade (s. XII-XIII), con el arrabal configurado, se informa de restos de un vial y gran cantidad de escombros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios