Málaga

El Metro de Málaga cierra junio con casi 217.000 viajeros, un 157% más que en mayo

  • La media es de 7.233 pasajeros diarios, unos 4.500 más que el mes anterior 

  • La EMT transporta 1.766.546 viajeros, dos millones menos que hace un año

Estudiantes de la Universidad se suben a uno de los trenes del Metro de Málaga. Estudiantes de la Universidad se suben a uno de los trenes del Metro de Málaga.

Estudiantes de la Universidad se suben a uno de los trenes del Metro de Málaga. / Javier Albiñana

Un cierto sesgo de normalidad empieza a instalarse en el Metro de Málaga. Superado el peor momento del coronavirus y levantado el estado de alarma que desde mediados de marzo decretó el Gobierno central para evitar la expansión del COVID-19, los datos de viajeros del ferrocarril urbano siguen constatando una mejoría evidente. De la mano de la desescalada, el número de pasajeros que cada día se sube a los trenes crece considerablemente.

Así lo reflejan las cifras facilitadas a este periódico por la Consejería de Fomento, que elevan a 216.963 los usuarios que utilizaron el suburbano a lo largo de todo el mes de junio. Estando aún lejos del periodo previo a la crisis sanitaria, este parámetro supone un 157% más que el mes anterior, mayo. Un incremento se traduce en unos 4.500 pasajeros diarios más de un periodo a otro. 

Y ello en buena medida porque durante junio se completó, por un lado, el proceso de desescalada acordado por el Ejecutivo, incrementándose las actividades económicas, y, por otro, se llevó a efecto el fin del estado de alarma. Medida que se aplicó el pasado 20 de junio. Esto hace pensar que los números volverán a mejorar de manera clara este mes de julio.

En términos absolutos, junio se cerró con 216.963 pasajeros, lo que supone una media en jornada laboral de 8.360, bajando a los 5.462 de media los sábados y a 2.618 los domingos y festivos. La estadística contrasta con los 84.426 pasajeros de mayo. 

Un año atrás, cuando cualquier atisbo de pandemia sonaba a ciencia ficción, fueron 547.438 las personas que utilizaron las líneas 1 y 2 del Metro para desplazarse por la urbe, un 60,3% más que en el momento actual. Siendo importantes estas referencias, más lo es si se toma como punto de comparación el mes de abril, el más afectado por el confinamiento obligado por la pandemia, en el que el Metro registró sus peores datos históricos, con apenas 38.104 pasajeros (un 469% menos que en junio).

El acumulado de viajeros en los seis primeros meses es de cerca de 1.840.000 viajeros (10.109 diarios), un dato que confirma la negativa la incidencia del COVID-19 en la movilidad de los malagueños y la explotación del suburbano. En el mismo periodo del año pasado, fueron 5.320.000 (35.231 diarios) los pasajeros transportados. La media diaria de pasajeros de un periodo a otro es de 251.22 usuarios menos.

A la espera de ver el comportamiento del Metro en los seis meses que restan del año, sin certeza de que puedan surgir nuevas afectaciones por el coronavirus, lo que es evidente es que el ejercicio 2020 no alcanzará ni de lejos los números que al inicio se estimaron. En 2019 el ferrocarril urbano alcanzó sus mejores números en su aún corta historia (fue inaugurado a mediados de 2014), con casi 6,9 millones.

La tendencia al alza no es exclusiva del Metro. Con los autobuses de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) pasa algo semejante. La compañía cerró junio con 1.766.546 viajeros, algo más de dos millones menos que el mismo mes del año pasado. La variación es de un -54,4%. A pesar de este contraste, es evidente como el fin del estado de alarma y la desescalada se dejan notar en el uso de los autobuses urbanos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios