Málaga

El Metro excava ya el tercer nivel del túnel bajo Callejones del Perchel

  • En esta parte del recorrido se creará una estructura en forma de tobogán para el paso de los trenes

Interior del tercer nivel del túnel del Metro ya excavado bajo Callejones del Perchel. Interior del tercer nivel del túnel del Metro ya excavado bajo Callejones del Perchel.

Interior del tercer nivel del túnel del Metro ya excavado bajo Callejones del Perchel.

Como buen topo que se precie, el Metro de Málaga disfruta de su condición oculta. Escondido en el subsuelo, a 18 metros bajo tierra, avanza silencioso, con el horizonte de la Alameda como primera meta de llegada. Restan aún meses para alcanzar el objetivo deseado, pero la maquinaria trabaja sin descanso en la casi eterna cuenta atrás en la que está instalada la mayor de las infraestructuras que a día de hoy se acomete en la comunidad andaluza.
El foco de atención ciudadana se posa sobre quienes trabajan en la superficie, reparando la prolongada herida dejada por el suburbano, reponiendo la glorieta Albert Camus, retornando la fuente de la Tres Gitanillas a la plaza Poeta Manuel Alcántara y liberando la Avenida de Andalucía. Pero a apenas unos cientos de metros de este punto estratégico de la ciudad, los obreros excavan el túnel por el que más adelante transitarán los trenes que hoy llegan al intercambiador de Renfe hasta la futura estación Guadalmedina, junto a El Corte Inglés.
Bajo Callejones de El Perchel, en ese espacio sobre el que el Metro puso por vez primera un pie a principios de 2010, el topo sigue ganando terreno a la oscuridad, alcanzando ya el tercer de los niveles del túnel proyectado entre Renfe y Guadalmedina. Una estructura compleja y singular sustentada en el diseño realizado por el ingeniero Javier Bustinduy
Muro que separa el túnel del intercambiador de Renfe, con el que quedará conectado. Muro que separa el túnel del intercambiador de Renfe, con el que quedará conectado.

Muro que separa el túnel del intercambiador de Renfe, con el que quedará conectado.

La gran particularidad de esta obra es que, a modo de puzzle de piezas, contendrá estructuras de hormigón armado en forma de "tobogán", que mediante el movimiento de los trenes permitirán que los transbordos en la estación de Guadalmedina se den en el mismo nivel de vestíbulo. Con el simple gesto de caminar unos metros, los pasajeros procedentes de la línea de Carretera de Cádiz podrán pasar a la de Teatinos para continuar su recorrido hasta el Centro. Una fórmula ya aplicada a la parte del recorrido que desde la calle La Unión se extiende hasta Renfe.
La información aportada a este periódico por la Junta de Andalucía corrobora la evolución en las operaciones. De hecho, el pasado 27 de junio se llegó con la excavación del tercer nivel del túnel desde la zona del apeo de la muralla nazarí (a la altura de calle Eslava) hasta la pantalla de cierre que limita con el tramo que actualmente está en servicio en la estación de El Perchel. En concreto, un tramo de 150 metros.
Una máquina durante los trabajos de excavación. Una máquina durante los trabajos de excavación.

Una máquina durante los trabajos de excavación.

Desde la Consejería de Fomento destacaron que este paso supone un hito en los trabajos del tramo Renfe-Guadalmedina, al ser "la primera sección de excavación en el último y tercer nivel del túnel (se corresponde al andén-2) ya concluida". "Esta excavación permitirá, ahora, ejecutar la losa drenada en la parte inferior del túnel y que a su vez servirá de arriostramiento para poder retirar las celosía metálicas y que han permitido la excavación del túnel en este tercer nivel", precisaron. 

El cale final con la pantalla transversal que separa el túnel del estación El Perchel (que comunicará el tramo Renfe-Guadalmedina con la red en explotación comercial, es decir, L1 y L2 hasta el Perchel) se pospone en el tiempo. De hecho, según indicaron, será antes de la puesta en servicio de los dos tramos del centro, actualmente en fase de ejecución.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios