Málaga

Migas pregonadas contra los recortes

  • El pregonero, Antonio Morales, recordó el carácter solidario y social de un plato tradicional del campo que se compartía entre las cuadrillas de trabajadores

Comentarios 1

Las migas de ayer cobraron el espíritu solidario con el que nacieron. El de los labriegos compartiendo un plato tras la jornada en el campo. El de la esperanza y la ilusión para superar los momentos difíciles. Fue su pregonero, Antonio Morales, presidente provincial de Cruz Roja y ex fiscal jefe de Málaga, quien se encargó de recordarlo a quienes asistieron a la XXXI Fiesta de las Migas de Torrox.

"Una comida de solidaridad. Por la igualdad, la libertad y la cohesión social", proclamó al tiempo que se mostró convencido de la "posibilidad real de todas las personas de llevar a cabo los proyectos que deben mover a una sociedad libre". Morales en su pregón alentó a la participación social e hizo una crítica a los recortes de "los derechos sociales" de los que dijo "una exigencia de la democracia", así como a los que se están produciendo en educación, sanidad, tecnología, investigación, y como no, en la justicia. "La Justicia es para todos, sin ella no hay derechos", sentenció.

"Somos hombres y mujeres de paz que debemos luchar por un mundo solidario y más justo. Exigir la verdad, cuidar de la fraternidad, de la luz y el color. Sembrar y de alegría y esperanza", manifestó el pregonero quien se mostró muy reivindicativo mientras animaba a los vecinos al compromiso. "Está todo por hacer y todo es posible. Lo mejor está por hacer. Soñar es posible", concluyó Morales a quien no le faltaron piropos hacia Torrox y a su gente.

La XXXI Fiesta de las Migas de Torrox, fiesta de interés turístico nacional de Andalucía volvió a brillar como preludio de la Navidad. Un año más el municipio axárquico hizo gala de ser "el mejor clima de Europa" y sus calles se abarrotaron con más de 30.000 personas degustando las migas. 1.500 kilos de harina, 500 litros de aceite nevadillo de la tierra y 2.000 litros de vino para regar este plato que se come acompañado de la tradicional ensalada arriera.

En el Llano de la Almazara, 800 migueros trabajaron los peroles para que las migas estuvieran a punto. Más de 200 personas componían el dispositivo de seguridad para que todo saliese a pedir de boca. "No hay duda que es gran acontecimiento festivo de la navidad malagueña. La fiesta se ha adaptado a la propia evolución del municipio, pero no pierde el contenido de tradición popular", manifestó el alcalde, Francisco Muñoz (PSOE), quien recordó que este evento "sirve para diversificar nuestra oferta de sol y playa".

Por su parte, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Torrox, Juanma Cortés (PSOE), apuntó que "las migas han sido un plato tradicional vinculado al campo y que siempre han tenido un componente solidario entre las cuadrillas de trabajadores que en momentos muy difíciles de nuestra sociedad encontraban en ellas el sustento para poder echar adelante duras jornadas de trabajo".

El edil añadió que "en momentos tan difíciles como los que está viviendo nuestra sociedad actualmente queremos encontrar en la Fiesta de las Migas ese componente solidario y social, además del reconocimiento a nuestras tradiciones y nuestros orígenes vinculados al campo".

Como es tradicional, la Fiesta de las Migas se desarrollo en la Plaza de la Constitución, donde tuvo lugar el pregón de Antonio Morales y se pudo escuchar el tradicional toque de caracola de Angelita.

Las actuaciones de pastorales y de grupos de coros y danzas locales fueron dando paso a lo largo de la tarde a los pasacalles y a la música de djs de los más jóvenes. Mientras en el Llano de la Almazara continuaba toda la actividad relacionada con la elaboración y degustación de las migas y el mercadillo de artesanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios