Málaga

Miles de funcionarios se manifiestan en Málaga contra el recorte salarial

  • Los sindicatos cifran la participación en 15.000 personas mientras que la policía habla de 4.000 asistentes

Miles de funcionarios se echan a la calle en Málaga contra el reajuste salarial impuesto por Zapatero. Las cifras oficiales son dispares según la fuente consultada, pues los sindicatos tildan de "éxito" la protesta de este martes y estiman una participación de 15.000 personas, lo que supone una de las mayores manifestaciones de la historia celebrada en la provincia. La policía, por su parte, habla sólo de unas 4.000 asistentes.

"Sin dudas es la mayor de funcionarios celebrada nunca en Málaga. Hemos doblado una manifestación normal del 1 de mayo, que suele tener una respuesta de siete u ocho mil personas", dijo el secretario general de UGT Málaga, Manuel Ferrer. Antonio Herrera, su homólogo de CCOO, también dijo que la manifestación ha sido "la más importante de empleados públicos en Málaga".

La marcha se prolongó durante algo más de una hora. La manifestación comenzó a las 11:30 en la puerta del edificio negro, sede de las delegaciones de la Junta de Andalucía en Málaga, y finalizó en la puerta del Banco de España pasada las 12:45, hora en la que se leyó un manifiesto. La protesta se desarrolló sin incidentes, pero hubo una descordinación en la salida de la comitiva e integrantes del sindicatos CSI-F, uno de los tres convocantes, abrieron la marcha por delante de la pancarta oficial. Según fuentes del propio CSI-F algunos de sus afiliados se adelantaron porque pancartas no oficiales iniciaron la marcha antes de lo debido. Desde la organización tildan el mal entendido como una simple anécdota.

Durante la manifestación, los líderes sindicales han afirmado que “el acto de hoy es un anticipo de lo que podría ser una huelga general, por lo que exigimos al Gobierno de Zapatero que replantee sus medidas”. Los sindicatos entienden que “las medidas son injustas, castigan a las personas y colectivos de trabajadores más vulnerables, solo persiguen reducir el gasto público y no en aumentar los ingresos del estado, provocando un importante descenso del consumo y una pérdida importante de puestos de trabajo amenazando también la negociación colectiva”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios