Málaga

El hotel Miramar abrirá en verano de 2012 tras una inversión de 65 millones

  • El Grupo Santos, promotor de la reconversión del emblemático edificio de Málaga capital, aspira a que sea "el mejor" establecimiento de España · Luciano Alonso espera que sea "santo y seña" de la capital

Comentarios 0

La reconversión del edificio Miramar, antigua sede del Palacio de Justicia, en hotel de cinco estrellas gran lujo va a obligar a la empresa Grupo Santos, propietaria del inmueble y promotora del nuevo establecimiento hotelero, a desembolsar una inversión próxima a los 65 millones de euros. La cifra es el resultado de la portación ya efectuada por la compañía para hacerse en subasta pública con la construcción, que ascendió a unos 21,5 millones, y de los algo más de 40 millones que requerirá la restauración integral de la edificación, cuyos orígenes se remontan al año 1926.

Los detalles fueron hechos públicos ayer pro el consejero delegado de Grupo Santos, José Luis Santos, tras la reunión que mantuvo con el consejero de Turismo, Comercio y Deportes de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso, quien subrayó la importancia que tendrá un establecimiento de estas características para Málaga capital. Durante su intervención, Santos señaló el verano de 2012 como fecha prevista para la apertura del hotel y auguró que la puesta en funcionamiento del mismo permitirá generar, en condiciones normales, entre 150 y 200 puestos de trabajo.

El proyecto se encuentra aún en un estado embrionario, por cuanto los detalles finales del número de habitaciones y de los espacios que acogerá el inmueble no se conocerán hasta que se culmine la redacción del proyecto básico, tarea que desarrolla el estudio de arquitectura de José Seguí. No obstante, el empresario se atrevió a señalar que dispondrá de entre 196 y 204 habitaciones y a precisar que todas ellas estarán localizadas en las plantas superiores, dado que la baja será dedicada a la organización de eventos. Para ello, uno de los objetivos marcados en la actuación pasa por recuperar los tres grandes salones de los que disponía en sus inicios el edificio, que albergó durante años el hotel Príncipe de Asturias.

De acuerdo con los plazos manejados por Grupo Santos, la licencia de obras podría solicitarse para septiembre u octubre de este año, con lo que sería factible pensar en el inicio de los trabajos de recuperación del inmueble a mediados de 2010. A partir de ahí habrá que contar entre 24 y 30 meses de obras, con lo que las mismas no estarían culminadas antes de junio o julio de 2012.

Entre los servicios que pretende aportar el nuevo hotel destaca la recuperación de la piscina que en su origen había en la parte trasera de la construcción, al tiempo que se mantiene la idea de conectar el establecimiento, mediante un túnel, con la playa de La Malagueta. No obstante, como reconoció Santos esta idea dependerá de que sea autorizada por las administraciones competentes.

"La idea es hacer el mejor hotel de España. No sólo hemos comprado un edificio, porque el Miramar tiene historia y precisamente lo que queremos es recuperar esa historia para que vuelva a ser lo que fue", comentó el consejero delegado de Grupo Santos, que insistió en que más allá de los problemas económicos que asuelan al país, "Málaga necesita este hotel".

Por su parte, el consejero de Turismo abogó por que el hotel se convierta en "santo y seña" de la ciudad, al tiempo que mostró su orgullo por una empresa "que no vende sus hoteles, que trabaja con las comunidades autónomas, que quiere contratar a trabajadores malagueños y que asume el reto de convertir el Miramar el mejor hotel de España". Asimismo, destacó la necesidad de que la ciudad disponga de una "hostelería de altura", al tiempo que recordó la firma de un convenio con el Ayuntamiento para poner en marcha un plan turístico que tendrá un presupuesto de unos 22 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios