Málaga

Sentida oración en la Catedral de Málaga por las víctimas del coronavirus

  • El obispo de la diócesis, Jesús Catalá, pidió por el alma de todos los fallecidos y por las personas que siguen luchando para erradicar esta pandemia

Sentida oración en la Catedral de Málaga por las víctimas del coronavirus. Sentida oración en la Catedral de Málaga por las víctimas del coronavirus.

Sentida oración en la Catedral de Málaga por las víctimas del coronavirus. / Javier Albiñana

Las campanas de la Catedral de Málaga repicaron minutos antes de las 20:00 de este viernes para anunciar la misa funeral por las 287 personas fallecidas en la provincia a consecuencia de la pandemia del coronavirus.

Jesús Catalá presidió la solemne ceremonia con una casulla de color morado, representando la espera del reencuentro de todos los fallecidos con Cristo. “Celebramos esta eucaristía por el eterno descanso de los fallecidos por coronavirus y compartimos el dolor por las víctimas de la pandemia mundial que nos aflige”, indicó al inicio de la misa.

“Todos los fallecidos abatidos por el enemigo invisible son nuestros hermanos. Por esto, todas las parroquias de nuestra diócesis se unen a este solemne homenaje”, indicó Jesús Catalá. De esta manera, numerosos templos, como la parroquia de Santa María de la Amargura, que acoge a Jesús Cautivo y la Virgen de la Trinidad durante las obras en la iglesia de San Pablo, también se han querido sumar a esta celebración.

“Venimos a rezar por los difuntos que han perdido su vida en esta pandemia. Realizamos este acto de fe para que se les conceda la alegría eterna, que no acaba en este mundo”, expresó el obispo. También afirmó que los enfermos que tenían fe deseaban, además de los lógicos cuidados sanitarios, la presencia del sacerdote. “A lo que no alcanza la ciencia ni la técnica, porque hay una barrera infranqueable que se llama muerte, llega la fe y el amor de Dios”, confesó Catalá.

Las peticiones se centraron en los fallecidos por el coronavirus. También quisieron reconocer el incansable trabajo de los sanitarios, que desde el primer momento luchan por erradicar esta pandemia. Posteriormente, también quisieron acordarse de los militares, policías, transportistas, personal de limpieza y del área de servicios, para que no se desanimen en esta lucha que aún no ha terminado.

La eucaristía respetó todas las medidas higiénicas de prevención impuestas en esta denominada nueva normalidad, como el aforo reducido en la Catedral, el uso de las mascarillas entre los concelebrantes y asistentes, y el uso del gel hidroalcohólico.

A la ceremonia asistieron en representación varios familiares que han perdido algún ser querido por la Covid-19 desde el inicio de la pandemia. Todos se mostraron muy agradecidos por el homenaje que se les ha rendido a los fallecidos. También acudieron a la santa misa autoridades del Ayuntamiento, Diputación Provincial, Junta de Andalucía, Confederación de Empresarios de Málaga, Autoridad Portuaria, Cruz Roja, Protección Civil, cofradías, asociaciones religiosas, y personal sanitario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios