Málaga

Muere abatido por la Policía en un apartahotel de Estepona

  • Los agentes fueron recibidos a tiros cuando iban a detener al hombre, que horas antes huyó de un accidente con un arma de fuego

Un hombre de nacionalidad británica y con antecedentes por tráfico de drogas y tenencia de armas murió ayer tras ser abatido por la Policía Nacional en Estepona. El tiroteo se registró en un apartahotel ubicado en la avenida Marqués del Duero, en la barriada de Cancelada. Los agentes, según informaron desde la Comisaría provincial, le buscaban después de que horas antes recibieran un aviso de que supuestamente había sufrido un accidente de tráfico en las cercanías de Puerto Banús y que había huido del lugar con un arma de fuego.

Efectivos de la Comisaría Local de Marbella habían logrado identificarlo. La investigación llevó hasta el citado apartahotel. Una vez allí, cuando iban a proceder a su detención, los policías fueron supuestamente recibidos a tiros, indicaron las mismas fuentes, que precisaron que los agentes hicieron uso de su arma de fuego para repelar la agresión "en defensa de su integridad física y la de terceras personas". La investigación, de la que se han hecho cargo agentes de la Brigada de Policía Judicial de Estepona y de Marbella y de la Brigada Provincial de Policía Científica, continúa abierta.

Un particular alertaba en torno a las 17:15 al servicio de Emergencias Sanitarias 112 Andalucía de que había escuchado varios disparos y ruidos característicos de una fuerte discusión. Hasta el lugar acudieron sanitarios del centro de salud de San Pedro Alcántara, además de la Policía. A su llegada, solo pudieron certificar la muerte del individuo. Junto al cadáver hallaron dos armas de fuego y cuatro cargadores con los que abrió fuego.

El juez de guardia decretó el levantamiento del cadáver para su posterior traslado al Instituto de Medicina Legal, donde los forenses le practicarán la autopsia. La noticia corrió como la pólvora entre los comerciantes de la zona, que coincidieron en destacar que en su entorno no suelen registrarse episodios violentos.

En 2009, otro hombre murió abatido por la Policía tras herir a dos agentes con una escopeta. Ocurrió en el distrito de Campanillas, donde era conocido como el Manzanilla. Según las fuentes consultadas entonces, el individuo murió como consecuencia de dos disparos que habían sido efectuados por agentes de la Policía Nacional tras herir previamente a dos agentes con una escopeta de caza cuando estos intentaban arrestarle por agredir con un arma blanca a su hija y la pareja de ésta. El agresor le había propinado dos navajazos en la pierna.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios