Málaga

Operación para rejuvenecer el Miramar

  • Grupo Santos avanza en la rehabilitación del que fuera Hotel Príncipe de Asturias con la recuperación de sus fachadas La firma mantiene la idea de abrir a finales de 2016

Comentarios 0

Una gigante malla convierte ya en invisible las fachadas del Palacio Miramar, que habrá de volver a ver la luz, previsiblemente, a finales del presente año, mostrándose rejuvenecidas tras años de penitencia. El delicado proceso de renovación de la piel de la obra original de Fernando Guerrero Strachan, cuyos orígenes se remontan al año 1921, forma parte del ambicioso y agitado proyecto de recuperación del que fuera el hotel Príncipe de Asturias.

La empresa propietaria de la edificación, que pagó a la Junta de Andalucía en el año 2008 21,5 millones de euros en subasta, Grupo Santos, avanza en la iniciativa conforme a los últimos plazos manejados, que mantiene para los últimos meses de 2016 la apertura oficial del que será el segundo cinco estrellas de la capital de la Costa del Sol.

Fuentes próximas a la iniciativa empresarial explicaron que la tarea de rehabilitación de las fachadas "van muy avanzadas", al tiempo que indicaron que en el momento actual los operarios trabajan también en la adecuación de las infraestructuras necesarias para el establecimiento. La finalidad de esta etapa no es otra, según la literatura del proyecto encargado a José Seguí, que lograr la "restitución de los elementos protegidos de fachadas tanto exteriores como interiores y cubiertas que fueron destruidos en la anterior rehabilitación del Palacio de Justicia". Con ello se pretende cumplir lo establecido en las Normativas Municipales que regulan los edificios protegidos, entre los que se incluye el Miramar. En este sentido, "se recuperan y reinterpretan" todos los elementos decorativos siguiendo las pautas de proyecto original de Guerrero Strachan y de las decoraciones del pintor Enrique Jaraba.

A esto se añade la finalización semanas atrás de la primera fase del aparcamiento subterráneo, que tendrá capacidad para 87 plazas. "Todo hace indicar que vamos en las fechas previstas", incidieron.

Una de las principales dificultades con las que se han encontrado los técnicos relacionados con el proyecto de actuación del Miramar es justamente el uso administrativo que desde 1987 hasta la inauguración de la actual Ciudad de la Justicia, en 2007, tuvo este inmueble, como sede judicial de Málaga. Esta circunstancia ha obligado a la eliminación de unos 600 metros cuadrados "que habían sido añadidos cuando era el Palacio de Justicia", a lo que se ha añadido la necesidadde reforzar su estructura.

Los trabajos en el inmueble arrancaron hace ahora casi un año, lo que supuso el pistoletazo de salida de una cuenta atrás estimada en 24 meses. La iniciativa hotelera de Grupo Santos busca convertir al Miramar en uno de los referentes arquitectónicos de la capital malagueña y en uno de los mejores hoteles del país. La previsión es que albergue 198 habitaciones dobles, de las cuales 23 serán suites especiales, que incluirán un salón independiente con vistas al mar. Entre los actractivos del nuevo establecimiento estarán sus tres grandes salones, recuperados para la organización de eventos sociales en la ciudad, con capacidad para reunir a más de un millar de personas. La inversión estimada para la parte material y el mobiliario necesario para el hotel se sitúa en unos 36 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios