Málaga

Ordenan cerrar el Centro de Internamiento de Extranjeros de Málaga por estar "en malas condiciones"

  • Los inmigrantes en situación irregular que deban ser ingresados serán derivados a los CIE de Algeciras y Madrid,

El Ministerio del Interior, a través de la Dirección General de la Policía, ha ordenado el cierre del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Málaga, conocido como CIE de Capuchinos, ante la "mala situación de sus infraestructuras".

Según han informado fuentes policiales a Europa Press, el CIE "no está en buenas condiciones" por lo que se va a proceder a su cierre, aunque todavía no se ha fijado una fecha para acometerlo.

A partir de la clausura de estas instalaciones, los inmigrantes en situación irregular que deban ser ingresados en un Centro de Internamiento serán derivados a los CIE de Algeciras y Madrid, conforme han detallado las mismas fuentes.

Este es un cierre esperado para muchas organizaciones, como Andalucía Acoge, quien ha venido denunciando el "sangrante" caso del CIE de Málaga, donde, según afirman, "la amenaza de ruina obligó al traslado de la Unidad Canina de la Policía Local de Málaga mientras las personas continúan allí".

El CIE de Capuchinos entró en funcionamiento en 1990 y en 2006 sufrió un cambio completo de plantilla, tras las denuncias de abusos sexuales con consentimiento viciado presentadas contra cinco agentes de la Policía Nacional, para quienes en la actualidad, la Fiscalía de Málaga ha solicitado 27 años de prisión y apertura de juicio oral.

Al margen de este hecho, el centro ha suscitado diversas quejas y denuncias de organizaciones sociales a lo largo de su historia por motivos como la ausencia de servicios sociales y sanitarios permanentes o deficiencias en las instalaciones.

En 1994 cuarenta y seis internos llevaron a cabo una huelga de hambre en protesta por las condiciones del centro, la mala calidad y escasez de comida, conforme detalla un informe de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

Este documento recoge una cronología de la historia de este CIE en la que figuran, por ejemplo, la acusación y condena de un policía por vejaciones de carácter sexual a una interna en 1995; la expulsión conjunta de 103 inmigrantes que habían sido sedados en 1996 y tras la cual fue destituido el director del centro, y los incendios de protesta que organizaron en 1998 y 1999 los internos.

Entre Febrero de 2000 y Marzo de 2001, el CIE estuvo cerrado por obras de mejora, sin embargo poco después de ser inaugurado se sucedieron distintas denuncias y huelgas de hambre por deficiencias en la alimentación, la atención médica, problemas de higiene y limpieza, hacinamiento y ausencia de actividades. Aquel año un inmigrante de origen georgiano se quitó la vida en el centro, suceso que se repitió cuatro años después, cuando en 2005 fue un colombiano quien se suicidó en el CIE, tal y como recoge el citado informe de CEAR.

En este tiempo también el Defensor del Pueblo se ha pronunciado sobre la situación del CIE de Capuchinos. La Alta Institución, que ha visitado Capuchinos en distintas ocasiones a lo largo de los últimos años, considera que "debe ser cerrado y sustituirse por uno de nueva construcción" conforme recogen tanto sus informes anuales como las memorias que publica como Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura.

En estos documentos, la Alta Institución ha hecho hincapié en la necesidad de subsanar toda una serie de deficiencias, como sanear humedades, mejorar y ampliar el espacio destinado a las visitas y los patios, las medidas de protección de incendios o la contención, ya que su autorización, duración y criterios de aplicación, no contaban, según el Defensor del Pueblo, con un "adecuado asidero normativo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios