Málaga

El PP reprueba en solitario a la Junta por bloquear una veintena de proyectos

  • La confrontación sobre temas urbanísticos centró el debate del Pleno de ayer · El equipo de gobierno insistió en su intención de acudir a los tribunales mientras que la oposición les instó a que "cumpla con la legalidad"

Comentarios 12

El Ayuntamiento de Málaga, con el apoyo en solitario del equipo de gobierno del Partido Popular, censuró ayer la actitud de la Junta de Andalucía en materia urbanística en la capital malagueña. Así, aprobó una moción con carácter de urgencia en la que se insta al presidente autonómico, Manuel Chaves, a que "respete la autonomía del Consistorio de Málaga" y dé luz verde a la veintena de proyectos que, según la citada moción, mantiene "bloqueados". No obstante, el edil malagueño de Urbanismo, Manuel Díaz, insistió en la intención de llevar a la Junta a los tribunales con los proyectos que no apruebe. La oposición, por su parte, cargó duramente contra el PP, al que tachó de "victimista" y al que pidió que "cumpla con la legalidad".

"Tras la aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), defenderemos uno a uno hasta el final todos los proyectos que no se aprueben, porque son legales, productivos y beneficiosos para Málaga", manifestó Díaz durante una de sus intervenciones en el debate de la moción urgente. Ésta se trató de forma conjunta a la que presentó el grupo socialista, en la que pidió la reprobación del responsable de Urbanismo. "No ha cumplido con su obligación, vamos a hablar de Málaga, que no es el portavoz de la oposición en el Parlamento andaluz", reprochó Rafael Fuentes, portavoz del PSOE en el Consistorio, a Díaz. El alcalde salió en defensa de su concejal y alabó su trabajo.

Respecto a los proyectos afectados, la moción de los populares hace alusión a las iniciativas de Sánchez Blanca, Lagar de Oliveros, Hacienda Cabello, Huerta del Correo, Santa Rufina, Repsol, Buenavista, los puertos deportivos de San Andrés y el Morlaco, Hoyo Esparteros, Plaza de la Merced, Las Delicias, el acondicionamiento de arroyos urbanos, el Centro de Transportes y Mercancías (CTM), Arraijanal, El Álamo, Campanillas, la vega del Guadalhorce, Sierra de Churriana, Limonar Alto o el propio PGOU. Pero el socialista Rafael Fuentes considera que nadie bloquea los proyectos de la ciudad, sino la ley. "Todo tenemos que cumplirla, si quieren la cambiamos, pero ahora mismo es la que hay", manifestó ayer en un Pleno que vivió sus momentos más tensos con los asuntos urbanísticos.

El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, Pedro Moreno Brenes, no apoyó la moción del PSOE porque, según dijo, prefiere hacer reproche a las políticas y no a las personas. Pese a todo, también tachó al equipo de gobierno de victimista y pidió a sus integrantes que "no conviertan a Málaga en una trinchera con los malagueños dentro". Igualmente, entiende coherente que los técnicos de la Junta mantengan su criterio, dado que el Consistorio no ha modificado los citados proyectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios