Málaga

El PSOE propone un gran pacto al PP para aislar a Cassá en el Ayuntamiento y la Diputación de Málaga

  • Plantea "un cordón sanitario al concejal y diputado tránsfuga" para que nadie utilice su voto 

  • Desliga la propuesta de otras instituciones, como los ayuntamientos de Torremolinos y Alcaucín

José Bernal, José Luis Ruiz Espejo y Daniel Pérez, en rueda de prensa. José Bernal, José Luis Ruiz Espejo y Daniel Pérez, en rueda de prensa.

José Bernal, José Luis Ruiz Espejo y Daniel Pérez, en rueda de prensa.

El PSOE da un paso al frente en plena crisis política en el Ayuntamiento de Málaga y la Diputación provincial, donde peligran los actuales gobiernos de coalición entre el Partido Popular y Ciudadanos. De manera sorpresiva, la formación socialista ha propuesto este lunes a todos los partidos con representación en ambas instituciones la firma de un gran pacto que permita "aislar" a Juan Cassá, al que de manera reiterada han calificado de "concejal y diputado tránsfuga".

De acuerdo con los detalles ofrecidos en rueda de prensa por el secretario general del PSOE en la provincia, José Luis Ruiz Espejo, el objetivo de esta propuesta no es otro que establecer "un cordón sanitario" en torno a la figura de Cassá y "reconducir" la situación "de inestabilidad" a la que, a su juicio, han abocado los populares a las dos instituciones.

El movimiento estratégico realizado por los socialistas se produce apenas una semana después de que Ciudadanos hiciese algo semejante en la institución supramunicipal, reclamando a su socio de gobierno, el PP, que diese marcha atrás en los nombramientos de Cassá como portavoz del Ejecutivo provincial y diputado de Relaciones Institucionales. Los populares votaron en contra de la iniciativa. A esto se suma que tras la marcha de Cassá de Cs, se especuló sobre la posibilidad de que ello fuese aprovechado por los socialistas para impulsar una moción de censura contra el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. 

El ofrecimiento socialista pasa por el cumplimiento de cinco aspectos. El primero de ellos obligaría a todos los grupos a dejar de lado Cassá, con el fin de que su voto "no sea decisivo". "Pedimos un compromiso común de todas las fuerzas políticas para hacer un cordón sanitario al concejal y diputado tránsfuga. Un compromiso para que nadie, esté en el gobierno o en la oposición, utilice el voto del tránsfuga. Ni para beneficio propio ni para perjuicio del contrario", ha dicho.

En segundo lugar, el PSOE se ofrece a llegar a los acuerdos precisos para "no bloquear la gobernabilidad" ni en la Casona del Parque ni en la Corporación provincial. Asimismo, como tercer punto, supedita la validez de la propuesta, a que el acuerdo sea ratificado en las dos instituciones. En cuarto lugar, insiste en priorizar la salida a la crisis sanitaria vigente. Y, en quinto lugar, aboga por un gran pacto por la regeneración política y democrática, en el que todas las fuerzas políticas "se comprometan con la higiene democrática, la transparencia y el buen gobierno".

Ruiz Espejo ha asegurado que el acuerdo que propone el PSOE "exige un compromiso expreso con estos cinco puntos que consideramos esenciales" y ha avanzado que serán los portavoces socialistas en ambas instituciones quienes lo trasladen al conjunto de fuerzas. "Es el momento de ser responsables y tener generosidad. Espero que estemos a la altura de lo que nos está pidiendo la ciudadanía", ha asegurado.

Sin embargo, ha desligado que el pacto tenga extensión a otras instituciones, caso de los ayuntamientos de Torremolinos y Alcaucín, donde los socialistas gobiernan gracias al apoyo de concejales tránsfugas. "Este acuerdo da respuesta a una situación extraordinaria en el Ayuntamiento y la Diputación, que es donde hay un problema de bloqueo y gobernabilidad”, ha afirmado, apuntando que lo que ocurre en otras instituciones "es diferente, por el punto de partida y la idiosincrasia de las propias localidades". 
Tampoco ha sido taxativo a la hora de descartar un posible acercamiento del PSOE a Cassá en el supuesto de que el acuerdo no sea avalado por el Partido Popular. "Los únicos que han visto la posibilidad de negociar con Cassá es el PP y es el que se ha metido en este lío", ha añadido.

El portavoz socialista en el Ayuntamiento, Daniel Pérez, ha lamentado el "peaje" tan alto que ha decidido pagar Francisco de la Torre, alcalde de la capital, por mantenerse en el poder. "La voluntad de los malagueños no puede quedar al arbitrio de un concejal tránsfuga y un grupo político que no respeta las reglas del juego", ha dicho. 

En paralelo, ha criticado la "falta de liderazgo para dar respuesta a las necesidades de las familias malagueñas afectadas por la crisis del COVID", acusando al regidor de haber estado "más preocupado de mantener el sillón que de dar esa respuesta a las familias malagueñas". "La única ayuda que ha gestionado el señor De la Torre ha sido el sueldo del señor Cassá", ha afirmado. 

Por último, el portavoz socialista en la Diputación de Málaga, José Bernal, ha destacado que el PSOE ha demostrado que sus doce diputados “están al servicio de la institución y de la provincia en los peores momentos". "Hemos aportado nuestras propuestas, que son la de los alcaldes y alcaldesas de la provincia, para la recuperación económica y social. Hemos respaldado al equipo de gobierno en la crisis sanitaria a pesar de que su gestión ha dejado mucho que desear", ha resaltado. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios