Málaga

El PTA roza ya los 20.000 empleados y liga su ampliación a resolver la movilidad

  • El director de la tecnópolis, Felipe Romera, lamenta el escaso interés de los inversores privados por construir oficinas y viviendas en el parque

Empleados en el Parque Tecnológico de Andalucía Empleados en el Parque Tecnológico de Andalucía

Empleados en el Parque Tecnológico de Andalucía

El Parque Tecnológico de Andalucía sigue creciendo. Aún no se conocen oficialmente los datos del cierre de 2018 pero Felipe Romera, director de la tecnópolis, adelanta a este diario que el año pasado el parque concluyó con cerca de 20.000 empleados, lo que supone su récord histórico. “En los últimos años estamos aumentando la plantilla agregada en torno a 1.000 empleados por año y en 2018 estaremos rozando los 20.000 trabajadores porque las empresas están generando empleo”, apunta Romera, quien subraya que la facturación de las compañías –que en 2017 fue de 1.900 millones de euros– también subirá, por lo que es posible que se supere la barrera psicológica de los 2.000 millones de euros. Sí se prevé que se estanque el número de empresas, que desde 2013 está fijada en unas 630 firmas. “El volumen de empresas es más o menos similar porque lo marcan los emprendedores que entran y salen cada ejercicio”, comenta el director general del PTA, quien espera que el presente 2019 sea también positivo.

Ese empuje en las plantillas se debe a dos factores. El primero es que en los últimos años la mayoría de empresas que se asientan en el PTA son firmas extranjeras con poco personal pero con buenas perspectivas, por lo que van aumentando su personal de forma gradual. El segundo es que hay varias multinacionales como Accenture, Ericcson u Oracle muy intensivas en mano de obra y que están apostando por Málaga porque los costes de implantación son más bajos que en otros puntos de Europa.

El PTA, por tanto, acabó el año pasado con casi 20.000 trabajadores y se espera que en 2019 sean aún más. Resolver los problemas de movilidad es clave para que la tecnópolis pueda tener futuro. Romera señala que ya han presentado al Ayuntamiento de Málaga el plan parcial de la ampliación definitiva, que permitiría duplicar el parque actual en unos 20 años con 200.000 metros cuadrados más para oficinas y viviendas. No obstante, el director general del PTA asegura que “no desarrollaremos la ampliación definitiva mientras no tengamos resuelto el problema de la movilidad”. Algo, por otra parte, lógico porque se estima que el PTA podría llegar a albergar hasta 50.000 empleados.

Romera ve necesario que se cree un nuevo acceso al parque a través de la hiperronda, porque permitiría entrar en el PTA por la zona norte coincidiendo con el área de expansión. “El ayuntamiento hizo un proyecto y la Junta de Andalucía se lo estaba pensando”, subraya Romera, quien indica que “parece que ahora la Junta, con el nuevo gobierno, se está tomando con interés los accesos al parque con lo que han dicho del Metro y se ha licitado la ampliación de un carril para autobuses y vehículos de alta ocupación”. Romera resalta que es preciso que lleguen más autobuses al PTA y que le falta “rematar” un acuerdo con la EMT para poner en marcha una lanzadera desde la parada de metro de Andalucía Tech hasta la tecnópolis. El director general del parque es consciente de que, pese al anuncio de Juan Manuel Moreno, llevar el Metro al PTA no será rápido. “Lo importante es que se inicie el camino, pintarlo, aunque luego tarde cuatro años en llegar”, afirma.

Trabajadores en una empresa ubicada en el PTA Trabajadores en una empresa ubicada en el PTA

Trabajadores en una empresa ubicada en el PTA

Mientras se resuelve la movilidad hay otros asuntos fundamentales. Uno de ellos es la construcción de nuevos edificios de oficinas porque ahora apenas queda espacio libre. El PTA está levantando con fondos propios un edificio de 6.000 metros cuadrados que podría ser inaugurado a finales de este año y tiene otros 14.000 metros disponibles para dos edificios más. Están buscando inversores privados pero, por ahora, no aparecen, pese a tener incluso ya las licencias de obra. “Hemos hablado con mucha gente, con socimis e inversores locales pero no tienen interés y no sé por qué porque hay demanda de empresas”, dice Romera, quien subraya que las inversiones se hacen por ciclos.

Lo mismo ocurre con las viviendas. El PTA tiene un estudio de mercado que afirma que hacen falta construir 400 viviendas en el parque para profesionales que vienen de fuera de Málaga, pero tampoco encuentran inversores. “Hemos hablado con todo el mundo, pero parece que a los inversores inmobiliarios solo les interesa ahora construir apartamentos turísticos en Málaga capital”, lamenta Romera, quien está convencido de que esa dinámica cambiará a corto plazo cuando las empresas vean el impulso de la tecnópolis.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios