Málaga

Piden una indemnización de 20.000 euros para un hombre que perdió un testículo por la atención en el Regional

  • El afectado reclamaba 250.000 euros y el SAS pretendía desestimar su petición 

Hospital Regional. Hospital Regional.

Hospital Regional. / Málaga

C. C. R. tenía factores de riesgo para un tumor testicular por su historia personal y los antecedentes familiares. En 2013, fue a Urología del Hospital Regional por un aumento de tamaño y molestias en un testículo. Allí le indicaron autoexploración y seguimiento anual. Se iniciaron esos controles, pero al final cuatro años más tarde le diagnosticaron una lesión cancerígena en un centro privado por la que tuvieron que extirparle el testículo. El Consejo Consultivo de Andalucía entiende que en su caso procede una indemnización de 20.000 euros. El afectado reclamaba que lo resarcieran con 250.000 euros, pero el Servicio Andaluz de Salud (SAS) desestimó su petición.

Al hombre no le hicieron ni biopsia ni resonancia en el hospital. Entre el 26 de febrero de 2016 de una cita y el 7 de noviembre de 2017 de la siguiente, como transcurrían casi dos años, fue a un centro privado. Allí le diagnosticaron el cáncer.

El SAS esgrimió que no era una práctica habitual hacer resonancia o biopsia. Pero el Consultivo argumenta que –independientemente de que “sea muy discutible” el argumento de que esas pruebas no eran práctica habitual pues este “era un caso excepcional [por sus antecedentes] que requería medidas no habituales– “lo cierto es que tampoco se cumplió la recomendación del propio Servicio actuante, como es la relativa al seguimiento anual, ya que las revisiones se demoraron en una ocasión un año y tres meses y en la última un año y nueve meses”.

Debía tener controles anuales, pero entre dos citas la demora fue de casi dos años

El paciente era joven y sin hijos, pero no se le ofreció la posibilidad antes de la operación de congelar su esperma. Tras la extirpación presentaba infertilidad. Pero el Consultivo no atiende a este argumento del hombre para exigir la cuantía que reclamaba porque recuerda que “la formación del espera se produce por ambos testículos” y la esterilidad “no está provocada por la presencia de un tumor testicular”.

Pero este órgano entiende que hubo “un anómalo funcionamiento del servicio público sanitario pues no se pusieron a su disposición los medios adecuados, de tal forma que perdió la oportunidad de salvar el testículo”. Por ello, estima que procede la indemnización de 20.000 euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios