Málaga

La Policía Local multa a 352 dueños de perros que no han registrado el ADN

  • El área de Sostenibilidad Medioambiental tramita 22 sanciones al dar positivo las muestras de excrementos recogidos en la calle

Un hombre pasea junto a sus tres perros. Un hombre pasea junto a sus tres perros.

Un hombre pasea junto a sus tres perros.

Desde mediados del año pasado el Ayuntamiento de Málaga lo estaba avisando y desde el 1 de enero es obligatorio. Pero aun así, poco más de un tercio de los 75.000 perros que se estima que hay en la capital han sido incluidos en el censo municipal del perfil genético. Eso ha llevado a la Policía Local a sumar multas en estos meses hasta el punto de que ya han sido sancionados 352 dueños de mascotas y que se suman a las 22 que el área de Sostenibilidad Medioambiental ha tramitado al dar positivo las muestras de excrementos recogidas en las calles.

El Consistorio malagueño continua su guerra contra la mala costumbre que tanto afea la imagen de la ciudad y, aunque con cuentagotas, los propietarios de los perros parece que poco a poco se van concienciando de la necesidad de incluir el perfil genético de sus perros en el registro municipal de animales de compañía de Málaga.

Según los datos facilitados por el área de Sostenibilidad Medioambiental, ya son 26.827 los perros de los que se dispone su ADN y sólo en la última semana se han sumado 192 al censo municipal.

Pero a medida que se va completando el registro de perfil genético aumentan a su vez el número de muestras de heces recogidas que dan positivo. El área municipal de Sostenibilidad Medioambiental ha sido el encargado de abrir los expedientes sancionadores y remitirlos a Gestrisam para la ejecución de la sanción que, según la ordenanza municipal de Bienestar, Protección y Tenencia Responsable de Animales, establece una cuantía de 217 euros.

Los 22 positivos se han detectado tras el análisis de las 268 muestras de heces recogidas desde principios de año hasta el pasado viernes y su posterior coincidencia con el registro municipal de animales de compañía, donde se incluye el perfil genético de todos aquellos perros de los que se dispone de ADN.

Sin embargo, siguen siendo pocos los positivos en proporción con el número de muestras analizadas. De hecho, en 131 de ellas no se ha podido determinar el perfil genético. Es por ello por lo que los responsables del área municipal han revisado recientemente el protocolo a seguir, es decir, la cadena de custodia desde que se recoge la muestra hasta que se lleva al laboratorio para su análisis, y se ha acordado modificar sustancialmente la forma en la que se hacía hasta ahora. Así, el director general de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Luis Medina-Montoya, explicó que se ha comprobado que "es más operativo congelar las muestras y enviarlas al laboratorio por tandas que llevarlas en fresco cada dos días".

La forma de recogida, en cambio, seguirá igual. Un técnico de la empresa Athisa Medio Ambiente, empresa adjudicataria del servicio de control de animales para el Servicio Sanitario Ambiental, es el encargado de recoger las heces de los animales encontrados en la calle y al que le acompaña un funcionario del Centro Zoosanitario Municipal para acreditar que se hace correctamente. Posteriormente son enviadas para su análisis por parte de un laboratorio externo al que el Consistorio de la capital le adjudicó este servicio y cuyos resultados se cruzan posteriormente con el registro municipal de animales de compañía que gestiona el Colegio Oficial de Veterinarios de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios