Sucesos

La Policía alerta de robos con fuerza en casas de Málaga marcadas para saber si están habitadas

  • No publicar los planes de vacaciones en redes sociales, además de cerrar la puerta con doble vuelta, no dejar las persianas completamente cerradas y no apagar el suministro eléctrico son algunos de los consejos

Una de las marcas utilizadas por los ladrones para saber si las casas están habitadas. Una de las marcas utilizadas por los ladrones para saber si las casas están habitadas.

Una de las marcas utilizadas por los ladrones para saber si las casas están habitadas. / CNP

La Policía Nacional ha alertado este martes de la presencia en Málaga de grupos especializados en robos con fuerza en viviendas. Estas organizaciones, procedentes del este de Europa, están muy organizados y se mueven por la Costa del Sol con gran actividad. El procedimiento habitual de estos grupos consiste en vigilar las casas y hacer marcas previas para saber si están habitadas, antes de acceder a las mismas.

El verano, época vacacional por excelencia, es según ha advertido la Policía Nacional en un comunicado, la fecha "preferida por los ladrones" para el desarrollo de su actividad delictiva en viviendas y lugares de descanso.

Por ello, desde la Comisaría Provincial de Málaga han lanzado un aviso y una serie de consejos en relación con el modus operandi que emplean estas organizaciones, con el objetivo de reducir los riesgos de sufrir robos en domicilios. Asimismo, los agentes han insistido en que para el descubrimiento y la detención de este tipo de delincuentes es fundamental la colaboración ciudadana. 

Fase previa: vigilancia y selección

Estos grupos especializados en asaltar viviendas suelen hacer un estudio previo del lugar y seleccionar sus objetivos. Durante estas vigilancias, los ladrones marcan las casas que posteriormente van a robar.

Así, unas veces colocan un trocito de papel o plástico entre el marco y la puerta de la vivienda, otras introducen alguna sustancia o material directamente en el bombín de la cerradura y en otras, colocan hilos invisibles (hilitos finos de pegamento) entre el marco y la puerta. Son marcas que actúan como testigos para saber si la puerta se abre o cierra y, por ende, si la vivienda está ocupada.

Esta operación la repiten por varias viviendas del mismo inmueble y así en varios edificios. Pasados unos días vuelven los malhechores para comprobar si los testigos continúan en el lugar en donde los colocaron. Todas estas marcas son prácticamente invisibles y les sirven para detectar si hay o no habitantes en la casa.

Fase dos: técnicas de apertura

Una vez superada la fase primera, para acceder a la vivienda, los métodos más utilizados por estos delincuentes son la técnica bumping y del resbalón. 

La primera de ellas, la técnica bumping, consiste en introducir una llave en la cerradura para, una vez dentro, golpearle ligeramente hasta hacer saltar los pistones del cilindro, liberando así el giro de la llave y abriéndose la cerradura.

En este sentido, según la Policía Nacional, los delincuentes que realizan esta técnica se suelen distribuir en grupos de dos o tres mujeres, "generalmente jóvenes bien vestidas, que se hacen pasar por turistas". Por ello, los agentes recomiendan llamar a la Policía cuando se detecte un grupo de estas características deambulando por las escaleras o portal del edificio.

Por otro lado, el método del resbalón (más fácil y rápida que el anterior), consiste en introducir una lámina de plástico duro como un trocito de radiografía o una tarjeta entre el marco y la puerta hasta abrirla. Esta técnica solo es válida si la puerta está echada solo con el resbalón, por lo que es conveniente siempre echar la puerta con doble vuelta de llave.

Consejos para evitar robos en casas

La Policía Nacional ha hecho una serie de recomendaciones y consejos para evitar este tipo de delitos. Si se va a estar fuera unos días, es fundamental dejar puertas y ventanas cerradas, siempre con llave, no solo con el resbalón. Es aconsejable dotar a la puerta de entrada con una cerradura de seguridad y reforzar las bisagras de la misma.

En su ausencia, que la vivienda aparente estar habitada es el mejor método disuasorio; por lo tanto, no hay que desconectar totalmente el suministro eléctrico. "Un timbre desconectado es signo de ausencia", recuerda la Policía.

Otra recomendación en esta línea es adquirir un temporizador automático de apagado y encendido, para colocarlo para que a una hora determinada se enciendan varias lámparas, el televisor, radio etc. También es recomendable no cerrar del todo las persianas, ya que, "ante la duda, el ladrón desistirá".

También se puede pedir a un vecino de confianza que en los días de ausencia recoja el correo de su buzón, y dejarle un teléfono de contacto para cualquier emergencia, así como una llave de la vivienda.

Por otro lado, si su domicilio está fuera del casco urbano o es una casa unifamiliar, es aconsejable iluminar la entrada, el porche, los patios delanteros y traseros.

No deje en el domicilio objetos de valor a la vista es otro de los consejos de la Policía Nacional, que recomienda guardarlos en una caja de seguridad, al igual que las llaves, talonarios, claves de tarjetas o códigos de acceso a banca on line.

Es útil elaborar un inventario con los números de serie de aparatos electrónicos, marca y modelo y hágales unas fotografías. En caso de robo es mucho más fácil recuperarlos.

No publicar planes de vacaciones

Hay que evitar hacer comentarios de los planes de vacaciones y su duración a desconocidos o en lugares públicos; podrán ser escuchados por terceras personas no deseadas.

Así, está totalmente desaconsejado hacer estos comentarios en las redes sociales. Y conviene asegurarse de que los hijos tampoco informan de su ausencia ni aporten datos del domicilio ni personales.

No abra la puerta o el portal comunitario a desconocidos; compromete tanto su seguridad como la de sus vecinos. No quede en su casa con desconocidos por teléfono o internet.

Acepte solo servicios que haya solicitado previamente (agua, luz, teléfono, gas), exigiendo acreditación de los técnicos, manteniendo la puerta cerrada hasta que pueda identificar plenamente a la persona que llama.

Cómo actuar ante un robo

Si a la vuelta de las vacaciones hay algún indicio que haga sospechar de que alguien ha entrado en la vivienda (la puerta de la casa abierta o violentada, una ventana rota...) la Policía recomienda no acceder a la misma y llamar al 091 de inmediato.

La colaboración ciudadana es fundamental para la identificación y detención de los integrantes de estos grupos especializados. Por ello, la Policía también pide que se les avise si se ve a individuos merodeando o escucha ruidos en viviendas desocupadas.

Por último, recuerdan que si un ladrón entra en casa, "nunca" hay que hacerle frente. Lo recomendable es salir y avisar a la Policía Nacional llamando al 091.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios