Marítimas

El Puerto de Málaga aprueba el repostaje de gas

  • Los buques de Baleària serán los únicos que por el momento podrán recibir gas natural licuado en los muelles malagueños

Ferry de Baleària ‘Napoles’ que podrá repostar gas natural licuado en el puerto en marzo de 2020. Ferry de Baleària ‘Napoles’ que podrá repostar gas natural licuado en el puerto en marzo de 2020.

Ferry de Baleària ‘Napoles’ que podrá repostar gas natural licuado en el puerto en marzo de 2020. / Juan Carlos Cilveti

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Málaga aprobó en su última sesión del 18 de diciembre una licencia provisional para que los buques de Baleària puedan realizar repostajes de Gas Natural Licuado (GNL). Esta ratificación, que estaba pendiente de una serie de informes técnicos, tal y como informó Málaga Hoy en su página Marítimas del 5 de noviembre, finalmente se ha resuelto de forma positiva; un hecho que permitirá que el buque de Baleària que cubre la línea regular Málaga y Melilla pueda aprovisionarse de GNL en los muelles malagueños.

Asignada esta licencia a Molgas Energía, una empresa que gestiona servicios con gas natural licuado en España, Francia y Portugal, este novedoso repostaje, según las previsiones, podría comenzar a hacerse efectivo en aguas malacitanas en el marzo de 2020.

Procedente este combustible de las denominadas gasineras que posee esta empresa, según ha podido saber este diario, este producto llegará al recinto portuario por carretera desde Huelva o Valencia en una operativa de suministro denominada Truck To Ship (de camión a barco), que se tendrá que realizar de forma obligatoria los muelles tres o cuatro.

Habilitadas estas zonas de atraque con todas las medidas de seguridad pertinentes, las tomas de gas que tendrán un controlador portuario más una serie de operarios especializados tanto de la empresa suministradora como del barco, en este caso, sólo se podrán realizar para los buques de Baleària; siendo por el momento en ferry Napoles el único que podrá repostar GNL en aguas malacitanas.

Con la necesidad de realizar puntuales estudios de seguridad para cada uno de los barcos que reciban este combustible, el novedoso repostaje también podría hacerse efectivo para el Marie Curie habilitado igualmente para navegar propulsado por LNG y que ya cubrió este verano de forma temporal la ruta del mar de Alborán.

Y aunque el puerto de Málaga no está integrado en el conjunto de autoridades portuarias, en concreto trece, adscritas al proyecto CORE LNGas Hive que, auspiciado por la Unión Europea pretende desarrollar cadenas logísticas integradas, seguras y eficientes para el suministro de LNG en el sector marítimo, la aprobación hace unos días para el repostaje de gas natural licuado en los muelles malagueños encaja a la perfección con la iniciativa ratificada el pasado mes de junio de convertir al recinto portuario en un punto verde.

Más información sobre marítimas en El blog de Juan Carlos Cilveti: La mar de historias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios