Málaga

Quince municipios de la provincia sufren ya la presencia del mosquito tigre

  • El plan de vigilancia nacional del insecto incluye por primera vez la presencia del insecto en tres nuevas localidades en 2017

Quince municipios de la provincia sufren ya la presencia del mosquito tigre Quince municipios de  la provincia sufren ya la presencia del mosquito tigre

Quince municipios de la provincia sufren ya la presencia del mosquito tigre

Ya son 15 los municipios de la provincia de Málaga donde el mosquito tigre, científicamente denominado Aedes albopictus, está presente. Prácticamente ya toda la Costa del Sol está colonizada por el insecto conocido y temido por sus dolorosas picaduras y que se ha expandido con una asombrosa rapidez por todo el litoral mediterráneo, desde que en 2004 fuera detectado por primera vez en Cataluña. El último muestreo realizado por los investigadores del departamento de Patología Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III y otras instituciones durante el año pasado, no deja lugar a dudas de la imparable expansión de este mosquito que en esta ocasión ha sido detectado en tres nuevos municipios malagueños: Casares, Torrox y Algarrobo. En los dos primeros casos, nunca hasta ahora se había podido corroborar científicamente su presencia, aunque en Algarrobo las muestras sí dieron positivas en 2015 y negativo sólo un año después.

Estas tres localidades costeras se suman a las que el insecto ya está afincado desde hace varios años Alhaurín de la Torre, Benalmádena, Estepona, Fuengirola, Málaga, Marbella, Mijas, Nerja, Rincón de la Victoria, Vélez-Málaga, Manilva y Torremolinos, según las conclusiones del estudio llevado a cabo dentro del plan de vigilancia que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad puso en marcha en 2008 para controlar la expansión de este insecto, especialmente en todo el levante español y que ha habido que ir ampliando desde entonces debido a que su rápida dispersión ha hecho que haya colonizado ya parte de Andalucía.

Durante la pasada campaña, se siguió la metodología de años anteriores en los que se elegían los lugares de muestreo en función de la localización de los municipios con respecto a las vías de comunicación y siempre teniendo en cuenta la conexión con municipios con presencia confirmada de mosquito tigre. Así, se colocaron trampas siguiendo carreteras principales como la autopista A7 y algunas carreteras secundarias principalmente de costa, mientras que por motivos presupuestarios no se han vuelto estudiar aquellos municipios que ya habían sido positivos durante varios años.

Sólo se repitieron las muestras en aquellos con un positivo en años anteriores, por lo que en el caso de la provincia de Málaga se colocaron trampas en Alhaurín de la Torre, Benalmádena, Algarrobo, Casares, Fuengirola, Manilva, Torremolinos, Torrox y Vélez-Málaga.

Las trampas fueron colocadas con periodicidad quincenal y mantenidas durante 24 horas desde el mes de julio hasta noviembre del año pasado. El estudio -llamado de Vigilancia entomológica en aeropuertos y puertos frente a vectores importados de enfermedades infecciosas exóticas y vigilancia de potenciales vectores autóctonos de dichas enfermedades- se ha vuelto a intensificar en Andalucía debido a que es la zona donde este mosquito "está en pleno proceso de expansión". Los puntos con mayor porcentaje de muestras positivas, es decir, cien por cien, se situaron en Carboneras (Almería), Albuñol (Granada), y Vélez-Málaga y Fuengirola.

Desde que en 2014 se produjera en Alhaurín de la Torre el primer registro en Andalucía del mosquito tigre siguiendo fundamentalmente la ruta del tráfico de mercancías, ya se contabilizan como positivos 32 municipios de cinco provincias en la comunidad autónoma. Lo más relevante de esta última campaña de muestras es que, además de toda la franja costera hasta Algeciras, el insecto ya está presente también en Sevilla. Según el estudio, la especie "sigue su dispersión en zonas muy relacionadas con las actividades humanas".

En el conjunto de España. se han muestreado un total de 122 municipios y en 70 de ellos se ha localizado el mosquito tigre. En 20 de ellos por primera vez, lo que revela la rápida expansión del insecto. Se sabe que el Aedes albopictus llegó a España en 2004 desde Italia a través de camiones de transporte de neumáticos. Tras su primer hallazgo en Cataluña, se fue desplazando por toda la zona de Levante y Murcia debido a la facilidad de movilidad que encontró en el tráfico terrestre. El desplazamiento de la especie hacia Andalucía también parece haber sido principalmente pasiva o mediada por el ser humano mediante la entrada de adultos en vehículos o el transporte de sus huevos, larvas o pupas en mercancías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios