Málaga

Roban en un taller de coches de Málaga al aprovechar que el dueño no estaba y los graban las cámaras de seguridad

Así fue el momento en el que los ladrones robaron en un taller de coches de Málaga / M. G.

Un hombre y una mujer han sido grabados por las cámaras de seguridad del taller de coches Relin-Sur -ubicado en el polígono de San Rafael de Málaga-, mientras se colaban en el local para supuestamente robar cuando el dueño del negocio se descuidaba y salía unos minutos del lugar. Mientras ellas entraba a la oficina, donde se encontraba el botín, él vigilaba que nadie los pillase in fraganti.

Los hechos ocurrieron e lmiércoles, sobre las 12:40. El dueño del taller estaba pintando las llantas de un vehículo cuando se quedó sin pintura, por lo que decidió ir a otro mecánico -que se encuentra a pocos metros- para pedirle este producto. "Siempre nos pedimos lo que nos falta, así que tanto él como yo hacemos muchas veces eso", explica. Como tantas otras, salió y dejó el taller abierto. Nadie se quedó al cuidado del establecimiento.

Tan solo unos segundos después de que Salinas se marchara, un hombre y una mujer entraron en el taller. Tras una vista general, ambos comprobaron que no había nadie en el taller. Ella avanzó hacia la oficina -que se encontraba con la puerta cerrada, pero sin la llave echada- y se coló en ella. Mientras, su acompañante la esperaba en la puerta vigilando.

Con el botín sustraído, ambos abandonaron el lugar. A los pocos minutos, regresó Salinas, ajeno a lo que había ocurrido en el interior de su negocio. Más tarde, entró en la oficina para coger el dinero que había depositado en el lugar horas antes. No lo encontró y fue el momento en el que le saltaron las alarmas.

"Empecé a hacer memoria. Pensé que se me había caído o que lo había dejado en algún sitio que no recordaba", indica. Extrañado, decidió mirar las cámaras de seguridad y fue cuando comprobó que le habían robado. La cantidad sustraída, apunta, asciende a 450 euros.

Aunque hace unos siete años también entraron en su taller, Salinas asegura que es "una zona muy tranquila" y no pensaba que fuese a ocurrir algo parecido. Además, está convencido de que los supuestos ladrones no viven cerca del taller, ya que no ha conseguido identificarlos y en el barrio se conocen todos, indica. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios