Málaga

El gerente del SAS dice que Málaga ha estado "castigada" y que ahora será una “prioridad absoluta”

  • Guzmán admite que la provincia está "a la cola" en la ratio de camas de hospital

  • Compromete medidas a corto plazo mientras se construye el nuevo Regional

El gerente del SAS (segundo por la derecha), en el Clínico. El gerente del SAS (segundo por la derecha), en el Clínico.

El gerente del SAS (segundo por la derecha), en el Clínico. / Javier Albiñana

“Málaga estuvo castigada en inversiones en la sanidad pública, es incontestable”. Con esa rotundidad, el nuevo gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Ángel Guzmán, ha admitido este jueves que el número de camas de hospital de la provincia “no se corresponde” con su posición en el contexto nacional y ha reconocido que “está a la cola” en la ratio de esos recursos.

Tras esta afirmación, en su primera comparecencia en Málaga, Guzmán se ha comprometido: “Es un guante que tenemos que recoger”. Porque dijo que las carencias son “evidentes”. Por eso, tras hacer esta crítica a la anterior gestión aunque sin citarla, ha asegurado que para el SAS, la provincia será una de sus “prioridades absolutas”.

Guzmán ha prometido “a medio plazo” el tercer hospital para Málaga, un proyecto para el que ya hay un diseño funcional y que los ciudadanos llevan esperando casi dos décadas. Pero ha avanzado que “a corto plazo”, el Servicio Andaluz de Salud tomará medidas para dar respuesta a esas carencias que reconoció.

Guzmán compromete medidas a corto plazo mientras se construye el tercer hospital

Como ejemplo, ha adelantado que con la dirección del Hospital Clínico estudiará iniciativas –que pretende cerrar antes de fin del próximo mes de enero– para disponer de más espacio y más equipamiento. Por su parte, ha indicado que este viernes se reunirá con el equipo directivo y la junta facultativa del Hospital Regional para presentarle plan director de 2020. Sobre este centro sanitario, ha comprometido que las obras de las Urgencias, pendientes desde hace muchos años, por fin se inaugurarán en 2020. “Y será una diferencia abismal”, ha prometido.

El gerente del SAS se ha comprometido ante la prensa a trabajar para reducir las listas de espera y mejorar los recursos de la sanidad pública de la provincia. “Para el tercer hospital quedarán los años que queden, pero mientras tanto, el Hospital Regional tiene que seguir funcionando con la máxima capacidad”, ha señalado.

Guzmán ha instado a los periodistas a “no crear alarma” porque eso transmite “inseguridad” sobre la asistencia y porque el sistema sanitario público andaluz “es ejemplar”. Ha insistido en que ha habido “muchos años de carencias”, pero ha hecho hincapié en que es hora de “mirar hacia adelante”. Tras esta afirmación, ha adelantado que habrá un plan estratégico para afrontar las carencias.

Como muestra de la apuesta del nuevo ejecutivo autonómico por la sanidad pública, recordó la aprobación de 1.000 millones más para el presupuesto del SAS, cifra de la que estimó que más de la mitad se dedicará a recursos humanos para que la población note la mejora en la atención.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios