Málaga

Satse estima que faltan unos 1.000 enfermeros en la provincia

  • El sindicato reconoce que no es momento de exigir aumento de plantillas, pero recuerda el déficit en la sanidad pública y reivindica que no se reduzca más personal de enfermería

Comentarios 1

A la sanidad pública de Málaga le faltan unos mil enfermeros. Es la estimación que hace el Sindicato de Enfermería (Satse). "Reconocemos que no es momento de reivindicar incrementos de plantilla, pero es importante que se conozca el déficit que tiene la provincia. Y lo que sí denunciamos es la reducción de las plantillas que se está produciendo. Exigimos que no se recorte más personal de enfermería", reclamó el secretario provincial de Satse, Eugenio Pérez.

El dirigente hizo estas declaraciones al hilo de un informe recogido por la agencia Efe que incluso cifraba el déficit de enfermeros en la provincia en 8.107. Según ese documento, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sitúa la media de profesionales de enfermería en 797 por 100.000 habitantes en la Unión Europea. Según el Instituto Nacional de Estadísticas, España cuenta con 541 por cada 100.000. La provincia no solo está muy por debajo de la media europea, sino también de la española. Con una población de alrededor de 1.600.000 habitantes censados y 5.500 enfermeros en la sanidad pública, Málaga tiene apenas 291 enfermeros por 100.000.

De hecho, según ese análisis, la provincia ocupa el tercer lugar de España en el déficit de profesionales de enfermería después de Madrid y Barcelona. Además, según ese informe, Andalucía es la comunidad autónoma que más enfermeras necesitaría para alcanzar la media europea ya que se requerirían 32.789 profesionales.

Pérez sin embargo rebajó las cifras del déficit de enfermeros a unos mil en Málaga. Además, el secretario provincial de Satse denunció que la falta de sustituciones y la no cobertura de las jubilaciones está provocando una reducción progresiva de las plantillas. Una situación que recordó no solo pagan los trabajadores con la consecuente sobrecarga de trabajo, sino también los usuarios ya que la asistencia se va deteriorando con la reducción progresiva del número de profesionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios