educación

Segunda cita para llegar a la universidad

  • Más de 1.400 alumnos se presentan a las pruebas de acceso en Málaga, que durarán hasta mañana

Alumnos realizando el primer examen de la Prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad. Alumnos realizando el primer examen de la Prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad.

Alumnos realizando el primer examen de la Prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad. / javier albiñana

Nervios y apuntes. Algunos repasando la lección en alto y otros charlando con los compañeros para disuadir la tensión. Un grupo de estudiantes apuran los últimos minutos antes de entrar a una de las aulas de la Facultad de Medicina, donde iban a comenzar el primer examen de la Prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (PEvAU), antigua selectividad.

Dos estudiantes salen más pronto de lo esperado. Son alumnos de los 1.466 que se examinan desde ayer hasta mañana en Málaga para poder matricularse en el grado que deseen, pero parece que a ambos el examen de Lengua Castellana y Literatura no les ha salido del todo bien.

Carlos, del Colegio El Romeral, prefería que uno de los comentarios de texto hubiera sido sobre un fragmento de Los Girasoles Ciegos de Alberto Méndez, pero no tuvo suerte y cayó la obra El árbol de la ciencia, de Pío Baroja, y la columna de opinión titulada Libros y mojas firmada por Víctor Lapuente Giné, así que optó por la primera opción. Ahora, espera que "el tribunal se porte bien" para poder hacerse con una plaza en el Grado de Psicología o Trabajo Social, afirmó el malagueño momentos antes de que diese comienzo la convocatoria de idiomas, de la que aseguró que no le hacía falta estudiar porque él es "british".

Para otros alumnos, la prueba de lengua extranjera es la más dura de afrontar. Alexandra, una estudiante del IES Capellanía del municipio Alhaurín de la Torre, aseveró que se le dan "fatal" los idiomas, aunque esperar salvar la nota para entrar en Derecho. Es consciente que en septiembre no quedan plazas en muchas carreras en la UMA, pero no descarta tener que matricularse en otra ciudad.

Hasta el campus universitario se desplazó Adrián, del IES Rosaleda. Todo por haber suspendido Matemáticas en junio, asignatura a la que hoy se vuelve a enfrentar tras haberla aprobado en la recuperación de septiembre. Aunque se muestra con optimismo y más después de haber salido contento de los tres exámenes a los que se enfrentó ayer. "En Historia de España era para el que iba más asustado", relató el joven, que confía en bordar Geografía e Historia del Arte, ya que ésta última es la carrera a la que aspira.

La PEvAU es la puerta directa a los estudios universitarios, pero no todos los estudiantes que se presentan tienen ese objetivo. "Yo selectividad la hago para tener puntos, porque con un 5 me vale. No busco nota ni la necesito" mantuvo Javier, un chico que quiere ser militar. Aprobar las pruebas le supone sumar 3 puntos para poder escalar puestos en el escalafón del Cuerpo, al igual que tener Bachillerato. El joven se está preparando los exámenes de Tropa, ya se ha realizado dos, le faltan las pruebas físicas. Se presentó cuando aún no tenía finalizados los estudios no obligatorios pero, finalmente, optó por terminarlos para escalar puestos en el Ejército. Cuando concluyó la primera jornada aseguró haberlo "hecho bien", pero no tanto como le hubiera gustado. Al final, todo se reduce a tres días, folios, tinta, mucho estudio y, por qué no, un poco de suerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios