Educación

Diez consejos para afrontar la Selectividad

  • Casi 7.400 alumnos comienzan mañana la Prueba de Evaluación para Acceso a la Universidad, la temida Selectividad. Los exámenes se extienden hasta el 14 de junio en 17 tribunales

Alumnos malagueños en la prueba del pasado año Alumnos malagueños en la prueba del pasado año

Alumnos malagueños en la prueba del pasado año / Marilú Báez

Los nervios afloran hasta para los estudiantes más templados. Más aún para aquellos que necesitan que su nota supere el 10 para ingresar en la carrera deseada, en Medicina, Matemáticas, Ingeniería Electrónica y Robótica y Fisioterapia, por ejemplo. Mañana comienza la Prueba de Evaluación para Acceso a la Universidad y casi 7.400 alumnos malagueños están matriculados en ella. Los exámenes se desarrollarán hasta el 14 de junio en 17 tribunales. Ahí van una decena de recomendaciones para afrontar la Selectividad. 

  1. Conocer el lugar donde se realizarán los exámenes. Se aconseja visitar la sede asignada los días previos a la prueba para moverse por ellos con mayor seguridad. 
  2. Salir con tiempo y en el transporte adecuado. Los alumnos están citados a las 8:30. Es importante salir con tiempo suficiente y elegir la manera de llegar más cómoda. Evitar los posibles atascos también templará los nervios. 
  3. No olvidar la documentación. Antes de salir de casa hay que comprobar que se lleva consigo el DNI, obligatorio para realizar la prueba. No estaría mal llevar un bolígrafo de repuesto y el material recomendado por los profesores. 
  4. Realizar un buen desayuno. Es fundamental para hacer frente al desgaste mental y físico de las siguientes horas pararse un rato a comer un desayuno lo más completo posible, que incluya frutas, pan y leche. No se debe abusar del café porque podría aumentar el nerviosismo. 
  5. Tener a mano las etiquetas identificativas que se dan antes de comenzar la prueba. Llevan un código de barras que sirven como identificación y evitan que aparezcan los datos personales. Se colocará una en cada examen. Igualmente, es importante mantenerse atento para escuchar las instrucciones de los examinadores y guardar silencio.
  6. Los móviles están prohibidos. No se permiten el uso de móviles ni ningún otro dispositivo electrónico durante las pruebas, así que lo mejor sería llevar un reloj para controlar el tiempo. Cada examen tiene una duración máxima de 90 minutos. 
  7. Respirar hondo y elegir bien la opción a desarrollar. Es oportuno intentar relajarse y pensar en todo lo que se ha trabajado durante el curso. Seguro que todo empieza a fluir sobre el papel. Pero antes, hay que dedicar unos minutos a pensar bien en qué opción se pueden obtener los mejores resultados. Es preferible elegir una opción donde el estudiante controla todas las preguntas a otra en la podría triunfar en una pero de otras no tiene ni idea. 
  8.  Leer bien cada pregunta y repasar las respuestas. La precipitación no es buena, se deben de leer bien los enunciados para saber qué información demanda el tribunal y poder contestar de forma apropiada. El repaso posterior podrá servir para corregir errores inoportunos. Eso sí, hay que controlar el tiempo y distribuirlo de manera organizada.
  9. Cuidar la ortografía y la presentación. Los profesores que conforman el tribunal no sólo tienen en cuenta la redacción de las respuestas, también la presentación y, por supuestos, las faltas de ortografía. Así que, despacito y con buena letra. 
  10. Llevar un tentempié y una botella de agua. Aunque sea la cabeza la que esté a pleno rendimiento el estómago no ha de descuidarse. Llevar agua, un bocadillo, una fruta o frutos secos para picar es más que recomendable. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios