Málaga

Sesenta y cinco nuevos residentes inician su formación en el Clínico

  • Son médicos, farmacéuticos, enfermeros, psicólogos y físicos

  • El avance femenino es evidente y el 70% son mujeres

Los nuevos residentes que se incorporan al Hospital Clínico. Los nuevos residentes que se incorporan al Hospital Clínico.

Los nuevos residentes que se incorporan al Hospital Clínico.

Durante el acto de bienvenida a los nuevos residentes del Clínico, un jefe les ha recordado esta mañana que Conan Doyle, el creador de Sherlock Holmes, era médico y que su personaje seguía pistas para resolver los casos a los que se enfrentaba. Ellos tendrán que hacer lo mismo para diagnosticar y tratar a sus pacientes porque serán detectives del cuerpo humano. Sesenta y cinco nuevos residentes de los que siete de cada 10 son mujeres.

Allí estaba Nieves Rodríguez, de 25 años, de Granada, que ya es médico e inicia su especialización como psiquiatra. Ha reconocido que le tiene respeto a las guardias que le esperan. “Tengo miedo, como todos los demás; pero es un miedo bueno. Estoy muy contenta”, ha afirmado. Y Victoria Doncel, de Vélez, de 30 años, que ya es médico de familia y que comienza Cardiología, su segunda especialidad: “Medicina es muy duro, pero cuando te gusta muchísimo, todo el esfuerzo lo haces encantada”. Y Adrián Rodríguez, de 24, de Córdoba y que también arrancaba su formación como cardiólogo. “Siento alegría porque al final se materializa el esfuerzo de los últimos siete años. Confío en mí y en mis compañeros. Vengo con ganas de aprender y trabajar”.

Y tendrán que trabajar. Ya se lo advirtió el jefe de la Unidad de Corazón del Clínico, Eduardo de Teresa, quien les ha dado la bienvenida. ¿Serán mano de obra barata? “Claro”, les ha dicho De Teresa porque recordó que los médicos de España tienen sueldos bajos. Pero les ha instado a no contagiarse de los malos hábitos de algunos profesionales veteranos y a asumir responsabilidades, que es lo que curte. A no quedarse sólo en la técnica porque entonces serán sustituidos por robots o algoritmos que la tecnología impone a pasos agigantados, sino a empatizar con los pacientes porque la diferencia entre los enfermos y los facultativos “es algo temporal” dado que algún día ellos también enfermarán... Y que a veces es tan sencillo como tocar al paciente. “Si os quedáis sólo con la técnica de la Medicina, mañana no seréis necesarios”, les ha alertado.

De Teresa les ha pedido que tengan “los ojos bien abiertos”, que se hagan preguntas, que investiguen... Les ha recordado que los genios que revolucionaron la ciencia hicieron sus grandes descubrimientos antes de cumplir los 30. “No podéis daros el lujo de investigar más adelante. No dejéis pasar vuestras ideas”, les ha pedido. Les ha hablado de ese arma de doble filo para la Medicina que es Google y les ha adelantado que verán cambiar la profesión de forma trepidante y que ya nunca les faltará el trabajo aunque no tengan “ni el contrato ni el sitio perfecto”. Les ha contado que el Clínico, pese a nacer casi como un hospital comarcal, se ha convertido en un centro de referencia gracias a los esfuerzos de todos sus profesionales y, a los de fuera, les ha explicado que Málaga “es una ciudad para ser feliz”.

Fernando Cabrera, el facultativo responsable de los residentes, ha confesado su satisfacción y responsabilidad por dirigir “una etapa que va a determinar el resto de sus vidas”. Víctor Becerra, con la residencia acabada hace apenas un par de años, les ha jurado que “se sobrevive” a las innumerables guardias. Y para empoderarlos, les ha relatado como una cadena de residentes de distintas especialidades salvó no hace mucho a un paciente que llegó con una inadvertida, pero grave patología. Un hombre que gracias a esas actuaciones sigue feliz cultivando sus tomates en Cártama.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios