Málaga

Sindicatos apurarán al día 15 para convocar la huelga en la hostelería

  • El principal escollo es que mantenimiento, animación y limpieza se incluyan en el convenio del sector y no perder avances sociales

Un momento de la marcha por la hostelería de la pasada semana. Un momento de la marcha por la hostelería de la pasada semana.

Un momento de la marcha por la hostelería de la pasada semana.

CCOO y UGT celebrarán una asamblea de delegados de trabajadores del sector de la hostelería de la provincia de Málaga el próximo viernes 15 de junio, una cita en la que se informará de la próxima huelga que se llevará a cabo en plena temporada alta -julio, agosto y septiembre- para decidir con exactitud los periodos de los paros, que no serán días sueltos sino varios seguidos.

A falta de concretar las fechas o de si se aprueban más o menos días de huelga en dicha asamblea, los sindicatos sí tienen claro que será a mediados y finales de julio; a principios y mediados de agosto y a comienzos de septiembre.

Precisamente, el día 15, al finalizar la asamblea prevista en el Centro Cívico, los trabajadores marcharán hasta el centro de Málaga, tal y como han precisado en rueda de prensa los secretarios provinciales de Hostelería y Turismo de UGT, Sergio de Oses; y del sector Servicios de CCOO, Lola Villaba, quienes han lamentado tener que llegar a una huelga por la postura "rancia" de la patronal hotelera.

En este sentido, han explicado que en estas once reuniones pese a no haber cerrado un acuerdo total sí se habían producido avances, como la inclusión de los trabajadores de mantenimiento de los hoteles en el convenio; no así los de limpieza y animación que también reclaman los sindicatos.

Sin embargo, en una de las últimas citas, el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Luis Callejón, "que no habla en las reuniones, se cabreó mucho y decidió que lo acordado hasta ese momento no se mantenía", por lo que los sindicatos vuelven a sus peticiones iniciales -como ese 16 por ciento de subida salarial- y, por tanto, en estos momentos se partiría de cero.

"Nosotros hemos planteado una plataforma -propuesta- seria, trabajada, sin querer abusar del momento dulce del sector, con una mayoría de puntos sociales y para que este convenio sea el de todos los que trabajan en el sector de la hostelería", ha manifestado el responsable de Turismo de UGT.

Pese a la "ruptura patente" y las diferencias "abismales" entre las partes, tal y como ha confesado Lola Villalba, la mesa de negociación "no está rota; está suspendida" y por ello quieren apurar hasta el último momento antes de hacer pública una convocatoria de huelga "que a quien perjudica es al destino Málaga": "Si no vienen al hotel no van a los restaurantes y perjudica a todos".

LA EXTERNALIZACIÓN, EL ESCOLLO PRINCIPAL

El principal escollo sigue siendo la externalización de servicios. En este sentido, han recordado que las camareras de piso están ya incluidas en el convenio actual, al igual que los dos días de descanso y otras medidas sociales "que anuncian los hoteleros como nuevas y no lo son". Ahora, los sindicatos quieren incluir otras tres categorías "y los hoteleros no quieren ni oír hablar de ello".

"Hay un grupo de empresarios que lo que quieren es que todos los departamentos de los hoteles estén externalizados y son los que están manejando por detrás la negociación; perjudicando no sólo a los trabajadores sino a otros empresarios que sí lo hacen bien. Esto fomenta la competencia desleal entre los propios hoteles", ha subrayado Sergio de Oses, quien ha incidido: "Queremos que se aplique lo que dice el convenio de hostelería, que se está incumpliendo sobre todo por los hoteles nuevos". En el caso de Málaga capital han puesto como ejemplo de incumplimiento los dos de cinco estrellas.

Esto llevó a presentar denuncias en la Inspección de Trabajo sobre 50 hoteles de la provincia de Málaga, 17 de ellos en la capital. Tanto Villalba como De Oses han culpado a la reforma laboral, que pone por encima del convenio del sector al de las empresas "y eso perjudica a los trabajadores, especialmente a las camareras de piso, el segmento más afectado".

En la provincia malagueña hay unos 5.000 trabajadores externalizados: "Si una trabajadora está un día en un hotel, otro en otro, no tiene relación con la dirección eso acaba afectando a la calidad del destino". El sector hotelero está compuesto por 15.000 trabajadores y entre el 40 y 50 por ciento pertenecen a camareras de piso, limpieza, mantenimiento y animación, han explicado.

Tanto de Oses como Villalba han incidido en que son "responsables" pero "nunca antes ha habido tantos motivos para hacer una huelga", puesto que tras la crisis económica "donde todos hemos hecho esfuerzos", los empresarios "no quieren compartir esos beneficios en un momento dulce y con datos históricos de ocupación hotelera, llegadas, etcétera".

"MÁLAGA TIENE EL MEJOR CONVENIO DE HOSTELERÍA DE ESPAÑA"

Ambos han insistido en que, quitando la parte salarial, el convenio colectivo de hostelería de la provincia "es el mejor de España", que incluye ya medidas que ahora "se quieren quitar, retrotraernos a hace 40 años y no podemos ir para atrás". En este punto, han aclarado que el actual tiene ya recogida "mucha flexibilidad pero Aehcos quiere precariedad".

Han criticado que desde esta patronal se diga que los trabajadores del sector "cobran 1.750 y están muy cómodos". "Se han equivocado de todas todas, el sector está muy calentito y nos sentimos arropados por los trabajadores y también por los ciudadanos y las administraciones, incluso el presidente de la CEA, Javier González de Lara, le dio un tirón de orejas a la patronal", ha recordado Villalba.

UGT y CCOO han aclarado que la postura de la patronal hotelera nada tiene que ver con la hostelera que representa Mahos y que, además, es la que suma el mayor número de trabajadores del sector, con unos 65.000.

"Es cierto que la huelga no va con ellos, están siendo los invitados de piedra pero al final una huelga afecta a todo el sector, al destino y ellos han demostrado responsabilidad", han sostenido, recordando que Aehcos "quiso sacarlos de la mesa de negociación pero en Málaga el convenio de hostelería incluye a ambos y así debe seguir siendo".

Tras la última mesa negociadora, los puntos que han quedado sobre la mesa son, entre otros, la externalización; la jornada laboral de 1.792 horas al año; fraccionar los días de licencias incluyendo en ellas a las parejas de hecho, al igual que se hace con los matrimonios; los ascensos progresivos para los trabajadores con categoría de ayudantes; bolsa de vacaciones; formación; contratación de discapacitados y subida salarial.

Pese a todo, los representantes de los trabajadores no lo dan todo por perdido y están dispuestos a llegar a un acuerdo: "Nos hemos sentido ninguneados en la mesa de negociación, han negado que habíamos acercado posturas, han tenido una posición de frentismo y hemos sido muy responsables".

En este sentido, han reiterado que han echado de menos "que se sienten empresarios en la mesa", como ha sucedido con otros convenios de hostelería en España, con empresarios, directores de hoteles, representantes de cadenas. "Aquí hay dos representantes de Aehcos que no pueden hacer nada y dos abogados que son los que hablan en su nombre; hay una mesa en la sombra y negociar con quien no se ve es muy complicado", ha apostillado Villalba.

Sobre las diferentes propuestas de mediación, como el presidente de la patronal andaluza y malagueña, Javier González de Lara; o el propio alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; los sindicalistas han indicado que antes de comenzar la huelga deben ir, si no hay avances antes, al Sercla, confiando en que las posturas se acerquen y pueda haber la paz social que, han recordado, tiene el sector de la hostelería "desde hace muchos años".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios