Alerta por lluvia

Díaz: "No te preocupes que esto se arregla, lo que no se arregla es lo de José"

  • La presidenta de la Junta visita las zonas más afectadas por las inundaciones

Díaz visita las zonas más afectadas por las inundaciones. Díaz visita las zonas más afectadas por las inundaciones.

Díaz visita las zonas más afectadas por las inundaciones. / Salvador Ruiz / Efe

"No te preocupes que esto se arregla, lo que no se arregla es lo de José", el bombero fallecido en acto de servicio anoche en Campillos por las intensas lluvias caídas este fin de semana, comentó ayer la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, a una vecina afectada.

La linterna encendida del bombero José Gi, arrastrado por la riada y encontrado a casi siete kilómetros del lugar donde su vehículo se accidentó, es el rastro que un panadero vislumbraba entre los campos anegados la noche del pasado sábado en la carretera entre Campillos y Sierra de Yeguas poco después de lo ocurrido.

"Has vuelto a nacer", le decía la presidenta de la Junta a un bombero que debía haber estado de servicio

"Has vuelto a nacer", le decía Díaz a un bombero que debía haber estado entonces de servicio, pero que pidió permiso. "Vete a tu casa y abraza a tu hijo de 10 años", le comentó la presidenta andaluza a este operario al visitar la zona del accidente del camión de bomberos, aún encallado junto a la carretera.

Y eso se lo contaba ella misma a una operaria de Protección Civil de Campillos, que también ejerce de monitora de gimnasia en el agua, quien le explicaba la situación en esta localidad, en la que ayer arrimó el hombro y que -durante su relato- le decía a Susana Díaz: "prefería conocerte bailando".

El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y el presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, junto a Díaz y otras autoridades visitó Campillos y la localidad de Sierra de Yeguas tras reunirse en el puesto de mando, instalado en el Parque comarcal de Bomberos de Antequera.

En este lugar, los compañeros de José -con 16 años de servicio en su historial- estaban desolados y se funden en abrazos.

Iban a auxiliar a los ocupantes de dos vehículos cuando el agua del arroyo comenzó a mover el camión

Tres bomberos intentaban auxiliar a ocupantes de dos vehículos en las lluvias, la carretera no se veía, el arroyo empezó a mover el camión de los efectivos, entró agua en la cabina, el primero en salir fue José -que lo arrolló la corriente- y los otros lograron subirse a lo alto del vehículo, cuenta, como puede, un compañero.

Estos bomberos iban a salvar vidas y a éstos los iban a rescatar especialistas de la Guardia Civil, cuyo remolque con las embarcaciones se quedó además atrapado en Sierra de Yeguas, de donde fue sacado por tractores, tras lo que pudieron seguir para ayudar, relata a Efe el teniente de alcalde.

El panorama en Campillos era de avenidas que eran ríos, el centro de salud muy afectado, casas con barro y enseres en la puerta, muros de colegios que se caen o la Policía Local anegada, detalla a Efe uno de los efectivos de emergencias que han recorrido la zona.

Las autoridades destacan la coordinación institucional para hacer frente a esta tromba, mucha agua en muy poco tiempo.

Restos de vegetación adornan los quitamiedos de las carreteras embarradas entre campos inundados y desprendimientos de tierra. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios