Málaga

Suspenden juicio por el crimen Pablo Podadera hasta que uno de los acusados cumpla la cuarentena

Los acusados durante la sesión en la que se seleccionó el jurado popular.

Los acusados durante la sesión en la que se seleccionó el jurado popular. / Marilú Báez

El juicio con jurado por el crimen en abril de 2017 en Málaga del joven Pablo Podadera que medió en una pelea a la que era completamente ajeno se ha suspendido hasta el 15 de abril para que uno de los acusados cumpla la cuarentena de diez días al haber tenido contacto con su abuela, positiva en Covid.

El procesado, acusado de asesinato, fue sometido este martes a una PCR y aunque ha dado negativo tanto los médicos como los peritos de la Clínica Médico Forense de Málaga han indicado a la magistrada presidenta que tiene que pasar una cuarentena de diez días.

Fuentes judiciales han indicado a Efe que no se va a disolver el jurado porque van a seguir haciendo diligencias, como un informe forense relacionado con un test de antígenos y todas las partes personadas en el procedimiento han estado de acuerdo en esperar a la próxima semana.

El abogado defensor ha indicado a los periodistas que su cliente había tenido contacto directo con su abuela el domingo y que al estar ella vacunada y él haber pasado la Covid estuvieron relajados, pero se ha dado la circunstancia de que ahora ha dado positivo la abuela.

Este juicio se vuelve a repetir tras anular el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) la sentencia que condenó por delitos de lesiones a los dos acusados de acabar con la vida del joven y también anuló la absolución de otros dos jóvenes que fueron procesados.

En la vista se enjuiciará el crimen de un joven en abril de 2017, cuando celebraba su 22 cumpleaños y medió en una pelea a la que era completamente ajeno, en la puerta de la Sala Theatro, en Málaga capital.

La Audiencia de Málaga condenó a tres años y dos meses de prisión a los procesados tras asegurar los miembros del jurado que los acusados no quisieron asesinar a víctima y se les condenó por un delito de lesiones en concurso con otro de homicidio imprudente.

El fiscal y la acusación particular siempre han mantenido que los dos jóvenes tuvieron intención de matar y pedían que fueran condenados a 18 años de prisión por un delito de asesinato, petición que elevaba la acusación particular, ejercida por la familia de la víctima, a 20 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios