Málaga

Tendinitis, hombro congelado o roturas musculares, lesiones habituales tras procesionar

El Santísimo Cristo del Perdón saliendo de la Iglesia de Santo Domingo.

El Santísimo Cristo del Perdón saliendo de la Iglesia de Santo Domingo. / Marilú Báez

Entre un 10 y un 15% de los hombres de trono suele sufrir lesiones derivadas del esfuerzo llevado a cabo durante la Semana Santa, “habitualmente con tendinitis de hombro o tobillo, roturas musculares, hombro congelado o lesiones articulares. Así lo indica el facultativo de la Unidad de Tratamiento Percutáneo de Lesiones Músculo Esqueléticas del Hospital Quirónsalud Málaga, Ernesto Rivera.

Según el especialista, en la Unidad, “evitamos lesionar estructuras vecinas gracias a que trabajamos guiados por técnicas de imagen”. Está especialmente destinada a deportistas de todas las edades y disciplinas, muy habitualmente corredores y deportistas de raqueta, pero también es un recurso del que hacen uso los hombres de trono para el tratamiento de las secuelas mencionadas anteriormente. Rivera precisa que la Unidad ha tratado de tendinitis calcificante del hombro a más de 300 pacientes con demostrada eficacia en los últimos años. "Todo esto partiendo también del exhaustivo diagnóstico por la imagen desde la misma unidad para conseguir tratar el punto exacto que genera las molestias al paciente”, añade.

Rivera, especialista del Servicio de Diagnóstico por la Imagen y responsable de la Unidad, anima a adelantarse a estas lesiones con algunas recomendaciones prácticas como:

-Fortalecer en las semanas o días anteriores la musculatura que se vaya a ejercitar.

-Calentar antes de la procesión, especialmente para aquellos grupos musculares más involucrados en el esfuerzo posterior.

-Aprender y practicar la adopción de una correcta postura para la carga.

-Elección de prendas y calzado cómodos: lo idóneo es ropa cómoda y no muy ajustada que facilite los esfuerzos y la respiración. Por otro lado, la selección de un mal calzado deriva, en un alto porcentaje, en problemas tendinosos en las semanas posteriores a la procesión.

-Hidratación adecuada durante el esfuerzo, en pequeñas cantidades, para evitar la deshidratación.

Según apunta Quirón, la Unidad de Tratamiento Percutáneo de Lesiones Músculos-Esqueléticas aborda de forma mínimamente invasiva y a través de técnicas de imagen (ecografías y Rayos X) una amplia variedad de patologías de traumatología y reumatología, evitando cirugías en muchos de los casos. Según explica Rivera, las técnicas percutáneas “son sencillas pruebas practicadas bajo anestesia local con agujas finas que, guiadas con ecografía, tratan directamente la causa de los síntomas sin dañar estructuras vecinas y sin necesidad de intervenciones quirúrgicas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios