Málaga

De la Torre insiste en bajar el lecho del río para hacer una plaza sobre el cauce

  • Dice que es "la única manera práctica" de sacar partido ciudadano al Guadalmedina entre los puentes de Armiñán y la Aurora

Vista del cauce desde el puente de la Aurora. Vista del cauce desde el puente de la Aurora.

Vista del cauce desde el puente de la Aurora. / javier albiñana

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, no ceja en su empeño de intervenir sobre el río Guadalmedina. De hecho, a la espera de que se conozcan las propuestas del plan especial encargado para ordenar el cauce urbano, el regidor fue contundente ayer al señalar que la "única manera práctica" de utilizar este espacio en beneficio de la ciudad, posibilitando que "no sea barrera", es alterando el lecho y profundizando en el mismo. De ese modo, señaló, se abriría la puerta a poder ejecutar sobre el río una gran plaza de uso ciudadano.

"Como no cabe desviarlo de forma horizontal, sólo queda desviarlo en vertical", expuso ayer De la Torre, precisando después que ello implicará profundizar en el cauce, ganando de ese modo el espacio necesario para garantizar una capacidad hidráulica de al menos 600 metros cúbicos por segundo en el momento en que se rebajen los muros laterales del río entre los puentes de Armiñán y de la Aurora. Una franja que tiene del orden de 500 metros de longitud y que, conforme a su discurso podría quedar cubierta. "Lo tapas y en vez de dejar la losa de hormigón pones la maravilla que quieras", exclamó el regidor, que añadió: "llamas a los mejores creadores del paisaje urbano, y te dirán verde por aquí, una zona de juegos por allá, cascadas por aquí, una escultura... lo que quieras, espacios de encuentro, y la gente se encuentra, la margen izquierda y derecha, encontramos las ciudad, reencontramos el sentido de la ciudad".

Rechaza que se "llene de jardincitos y de agua" en el cauce a su paso por la ciudad

El propósito del mandatario local es objeto en este momento de análisis técnico por parte de la Gerencia de Urbanismo y de la asistencia técnica a la que a mediados del año pasado adjudicó la redacción del planeamiento. Entre las acciones inmediatas a materializar está la necesidad de plantear la ejecución de este puente-plaza. En su intervención de ayer, De la Torre lanzó un mensaje claro a este equipo, subrayando la improcedencia de proponer actuación alguna dentro del cauce. En este sentido, aludió a la publicación días atrás de una fotografía en la que se observaba el río "lleno de agua turbia, marrón; esto lo ven los técnicos y verán que plantear proyectos en el cauce como está es perder el tiempo; viene una lluvia del tres al cuarto, se lo lleva todo y te estropea todo", sentenció.

Bajo esta premisa, rechazó de plano que "se pueda llenar el cauce de jardincitos y agua". "A veces te dibujan un cauce idílico de agua azul, pero no hay agua y cuando viene es turbia y destructora hasta cierto límite, ya que lo que pongas se lo lleva", sentenció el mandatario local.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios