Málaga

Ultimátum de Cs al PP para que rectifique el nombramiento de Cassá en la Diputación de Málaga

  • Le exige cumplir el pacto antitransfuguismo y un Pleno extraordinario para revertir su designación como portavoz del equipo de gobierno y responsable de Relaciones Institucionales

Francisco Salado y Juan Carlos Maldonado, en el salón de plenos, y en la pantalla, Juan Cassá. Francisco Salado y Juan Carlos Maldonado, en el salón de plenos, y en la pantalla, Juan Cassá.

Francisco Salado y Juan Carlos Maldonado, en el salón de plenos, y en la pantalla, Juan Cassá. / Javier Albiñana

Ciudadanos tensa definitivamente la cuerda y exige al Partido Popular que dé marcha atrás en su decisión unilateral de nombrar a Juan Cassá, ex concejal naranja, como portavoz del equipo de gobierno en la Diputación provincial y diputado de Relaciones Institucionales. 

El ahora único representante de la Cs en la institución supramunicipal y vicepresidente primero, Juan Carlos Maldonado, ha anunciado este martes la presentación de una moción de urgencia al Pleno ordinario de mañana en la que reclama a todos los grupos el cumplimiento del pacto antitransfuguismo, así como la convocatoria de una sesión extraordinaria en la que "revertir la situación generada" con la integración de Cassá en Ejecutivo de la Corporación. 

Maldonado no ha desvelado qué hará su partido en el supuesto de que los populares rechacen estas demandas, dejando en la dirección nacional de la organización la responsabilidad última sobre el camino a tomar. No obstante, la contundencia del mensaje lanzado hace prever que en ese supuesto, Cs rompa el actual pacto de gobierno con el PP y pase a la oposición.

A ojos de Cs, frente a la tesis manejada a lo largo de la última semana por los populares, Cassá es un concejal y diputado tránsfuga. "Negar que hay un pacto con otra fuerza es un insulto a la inteligencia, es más que evidente que su conducta tiene encaje en la condición de tránsfuga", ha afirmado en la comparecencia previa al Pleno.

Según Maldonado, el presidente de la Diputación, Francisco Salado, "miente" cuando aseguró que él tenía conocimiento y fue "partícipe" del acuerdo con Cassá. Sobre ello, ha admitido que el dirigente popular le informó de sus intenciones, ante lo que se limitó a indicar que es la dirección nacional de Ciudadanos la que tiene atribuciones para autorizar o no este tipo de operaciones.

Para el vicepresidente primero es evidente la vinculación que el paso dado por los populares, al crear "una delegación ex profeso2” para Cassá (con unas atribuciones de 73.422 euros brutos anuales), tiene con la necesidad de garantizar la estabilidad en el Ayuntamiento de Málaga. "En la práctica lo que se hace es que a una persona que cumple los requisitos para ser tránsfuga se le integra en un gobierno para mantener otro gobierno", ha expuesto.

"No nos van a vender gato por liebre, los incumplimientos del pacto antitransfuguismo son más que evidentes", ha apostillado, subrayando que la formulación de la presente moción cuenta con el consenso y el aval de la dirección nacional de Ciudadanos, "que desde el minuto uno ha tildado de escándalo la situación".

Maldonado ha defendido el papel de Cs desde el inicio del mandato como "un socio leal" en la institución provincial, aclarando que la actual "crisis" ha sido generada exclusivamente por el PP "para intentar neutralizar cualquier movimiento que Cassá pudiera provocar en el Ayuntamiento". "Que no tengan la poca catadura moral de decir que Cs es el partido que no aporta estabilidad; nuestra única prioridad es velar por el interés general de los malagueños", ha insistido, reclamando al resto de grupos su apoyo a la moción anunciada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios