Finanzas

Unicaja Banco y Liberbank confirman tener "contactos preliminares" para una posible fusión

  • Las dos entidades, que ya tuvieron un proceso fallido de fusión en mayo de 2019, vuelven a hablar para crecer

  • El precio de las acciones de la entidad andaluza subió un 15% al cierre del mercado

Unicaja Banco Unicaja Banco

Unicaja Banco

A la primera falló y van a ver qué pasa a la segunda. Unicaja Banco y Liberbank han confirmado este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que han iniciado "contactos preliminares" de cara a una posible fusión, aunque todo está, lógicamente, en el aire. 

"Unicaja Banco S. A. comunica que de forma regular analiza potenciales oportunidades de inversión u operaciones corporativas que pudieran resultar de interés para todos sus accionistas. En este sentido, confirma contactos preliminares con Liberbank S. A. con conocimiento del Consejo de Administración, sin, por el momento, la participación de asesores externos, no habiéndose adoptado al respecto ninguna decisión por Unicaja Banco. La sociedad informará al mercado de las eventuales decisiones relevantes que adopte", ha indicado en el documento. 

Liberbank ha enviado otro comunicado unos minutos más tarde que es similar, pero no completamente igual. "Liberbank informa que, dentro del análisis estratégico que habitualmente lleva a cabo, se incluye el estudio de posibles operaciones de integración que permitan optimizar el valor de la compañía. En este contexto, Liberbank confirma contactos preliminares con Unicaja Banco, sin que, hasta el momento, haya adoptado ninguna decisión al respecto". 

La unión de ambas entidades las auparía a la quinta posición del sector en España con 108.826 millones de euros en activos

Parece el mismo mensaje, pero no hay que olvidar los detalles. Unicaja Banco habla de "operaciones que pudieran resultar de interés para todos sus accionistas" y Liberbank afirma que quiere "optimizar el valor de la compañía". La fusión, tras varios meses de negociaciones y estudios financieros, saltó por los aires en mayo de 2019 porque no se pusieron de acuerdo en la ecuación de canje de acciones. Unicaja Banco es una entidad mayor y defendía un 60-40% a favor de la entidad andaluza en la absorción. Liberbank quiso reducir esa diferencia, pero Unicaja no lo vio factible. Fueron muchas horas de trabajo y negociaciones que, en principio, resultaron baldías, aunque ahora puede ser la base sobre la que intentar llegar a un acuerdo que sí fructifique.

Estos nuevos contactos preliminares se enmarcan en los procesos de fusiones bancarias que llevan años en estudio y que recomienda la propia Unión Europea. La reciente fusión de Caixabank y Bankia ha vuelto a acelerar los planes tras unos meses de parón por la pandemia y se prevén muchos movimientos en los próximos meses, máxime cuando los tipos de interés siguen por los suelos y es cada vez mas difícil obtener rentabilidad. El coronavirus tampoco ha ayudado y a nadie se le escapa el temor existente en las entidades financieras a que haya, de nuevo, un incremento de la morosidad si entran muchas empresas en concurso de acreedores por la crisis. De hecho, al margen de la nueva toma de contacto entre Unicaja y Liberbank, este lunes también se habló de la posibilidad de que Sabadell se una a BBVA, Santander o Kutxabank.

Manuel Azuaga es el presidente de Unicaja Banco. Manuel Azuaga es el presidente de Unicaja Banco.

Manuel Azuaga es el presidente de Unicaja Banco.

Solo el anuncio oficial de esos contactos preliminares entre Unicaja Banco y Liberbank tuvo una rápida repercusión positiva en Bolsa, una señal de que los inversores aplaudirían este tipo de uniones siempre y cuando sean beneficiosas para ambas partes. El título de Unicaja ha subido un 15,1%, hasta los 0,73 euros, y el de Liberbank un 13,5%, hasta los 0,26 euros, al cierre del mercado.

El sector financiero, como otros, tiende a la concentración y todo apunta a que en un máximo de dos o tres años habrá la mitad de entidades que ahora. En junio Unicaja Banco tenía un activo total de 63.002 millones de euros, una plantilla de 6.274 empleados y una red de 1.029 oficinas. Liberbank tenía activos por 45.824 millones, 3.698 trabajadores y 579 oficinas. Si se fusionan pasaría a ser la quinta entidad por volumen de activos en España, entendiendo que Caixabank y Bankia son ya lo mismo, con más de 108.826 millones de euros, una red de 1.608 oficinas en España y una plantilla integrada por 9.972 trabajadores.

Ahora hay que hacer otra ‘due dilligence’ y analizar en qué punto se encuentran cada entidad

En cualquier caso, en Unicaja Banco siempre han tenido claras dos cosas. La primera es que cuanto más grande sean mejor. La segunda es que son solventes, les va bien en solitario –ya absorbió Caja España-Duero o Caja Jaén– y tampoco se van a fusionar a cualquier precio. Ahora empieza todo de nuevo. Unicaja Banco y Liberbank tendrán que contratar a los bancos de inversión para hacer otra due dilligence, es decir, una radiografía de en qué momento está cada entidad y ver cómo podrían fusionarse. Será un trabajo intenso que llevará varias semanas, aunque la entidad andaluza siempre pondrá sobre la mesa sus altos niveles de solvencia, liquidez y coberturas o ser líder en Andalucía y Castilla-León.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios